Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Qué razones económicas tiene Dinamarca para desvincularse del espacio Schengen?

¿Qué razones económicas tiene Dinamarca para desvincularse del espacio Schengen?
Guardar
30 Comentarios
Publicidad
Publicidad

 

Hoy hemos conocido que tras forzar las fuerzas políticas más conservadoras al gobierno danés, este país escandinavo ha decidido suspender el espacio Schengen, aquel acuerdo europeo que permite la libre circulación de personas dentro de los países que lo suscribieron, y del que formaba parte Dinamarca desde el año 1996.

Esta decisión que cuenta con innumerables connotaciones políticas y también económicas, entre las que se destaca un enfriamiento de las relaciones de este país con sus socios europeos, introduciendo duras trabas burocráticas con una clara incidencia sobre el comercio, los negocios, y los movimientos poblacionales, y perjudicando gravemente la sostenibilidad y viabilidad del proceso de integración regional más ambicioso de cuantos se conocen, la Unión Europea.

Llegado a este punto, me planteo: ¿cuáles han sido las razones que han llevado a Dinamarca a tomar esta decisión? Dejando a un lado el ‘juego’ de negociación político que no es lo que nos ocupa, esta decisión tiene como causas los tres siguientes factores:

  • Aumento del desempleo en los países europeos con menor músculo financiero
  • Los distintos conflictos políticos y sociales que se han desarrollado y que se están desarrollando en los países árabes mediterráneos, y la migración masiva subsiguiente de parte de su población 
  • Aumento de los riesgos a nuevas oleadas de atentados tras la muerte de Bin Ladem


En mi opinión los dos primeros argumentos son los que más pesan, y manifiestan el temor popular que muestran la mayoría de los daneses ante una llegada masiva de inmigrantes y desempleados al calor de su protector sistema de Economía del Bienestar, con amplias garantías sociales.

Por desgracia, a medida que avanzan las duras consecuencias de una crisis económica o aumentan significativamente ciertas amenzas para un país determinado, disminuyen de manera inversa las ganas de cooperar y emprender alianzas más allá de sus fronteras. Y no muy lejos de esta lógica se encuentra Dinamarca, que al igual que otros países europeos como Finlandia, Inglaterra o Francia, están experimentando un aumento de la preferencia por las ideas conservadoras en el plano económico, cerrando las puertas a la cooperación, y poniendo en cuestión el principio de solidaridad financiera, como ya se está demostrando en el debate sobre el rescate de Portugal o la reestructuración de la ayuda financiera prestada a Grecia.

Tal vez estos movimientos se estén produciendo de manera transitoria, pero de suponer un cambio de ciclo en las relaciones europeas, sus costes podrían escapar a toda previsión, dejando a cada país a su suerte y abriendo la puerta a las diferencias económicas sociales y económicas entre los ciudadanos europeos de los distintos Estados Miembros. ¿Creen que este tipo de movimientos supondrá el final de la Unión Europea?

Vía | Der Spiegel (en alemán)
En El Blog Salmón | ¿Debe proporcionarse libertad económica para el modelo defendido en Chirstiania?
Imagen | alexluque

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos