Compartir
Publicidad

Recortes salariales para revertir la caída

Recortes salariales para revertir la caída
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Mucho se ha hablado de los abusivos salarios de Wall Street y la main street está de acuerdo en que deben disminuir, pese a la reticencia de los banqueros. Sin embargo, esta propuesta parece extenderse hacia áreas que no tienen que ver con las finanzas. Se piensa, y con razón, que los trabajadores estadounidenses tienen un sueldo mucho mayor que los restantes trabajadores del mundo ante una tarea similar. Es evidente que un trabajador estadounidense gana mucho más que su homólogo chino, brasileño o vietnamita. Los déficit comerciales que Estados Unidos tiene con el resto del mundo así lo demuestran.

Producto de estos déficit la primera economía del planeta se encuentra en muy mal pie. Desde principios del año pasado ha perdido más de 7,3 millones de empleos. Y si consideramos el informe de Michael Mandel, en el cual se describe que Estados Unidos fue capaz de crear en una década sólo 3,3 millones de puestos de trabajo (1,1 millones el sector privado; 2,2 millones el sector público), vemos que esa economía puede tardar dos décadas en recuperar el nivel de empleo pre-crisis.


De ahí que el tema sea complejo y que requiera de medidas radicales. Por eso que esta masiva pérdida de puestos de trabajo comienza a ejercer una presión a la baja sobre los salarios de aquellos que aún están trabajando. Una presión que ha ido creciendo en la misma proporción en que la tasa de desempleo sube sin parar. Y pese a que los indicadores de crecimiento comienzan lentamente a dar señas alentadoras, se sabe que la persistencia del desempleo se mantendrá por al menos cuatro años.

La caída en los ingresos empresariales provienen no sólo de la merma en la demanda sino también de la caída en el valor accionario y de los tipos de interés de sus depósitos bancarios. Esta caída en los ingresos obliga a las empresas a contener los costos laborales vía recorte de salarios configurando un escenario de pesadilla para los trabajadores que amplifica aún más la caída de una demanda ya debilitada.

Esta posibilidad de que los salarios puedan ir a la baja en forma masiva es un fenómeno completamente nuevo y no considerado en los planes de nadie. Menos por los propios estadounidenses que frente a un dólar altamente debilitado verán disminuir su poder adquisitivo ante el resto del mundo. Este es el factor más sombrío: los estadounidenses deberán sacrificar consumo en aras de un consumo mayor del resto del mundo, es decir, el gran sueño americano se viene a pique.

El núcleo duro de la teoría económica no tiene otra receta para reducir el alto desempleo más que una profunda reducción en los costos laborales. Esta reducción debe ser lo suficientemente drástica como para hacer los productos estadounidenses mucho más competitivos que los europeos o asiáticos. Parte del proceso para lograr una reducción significativa que efectivamente revierta la balanza comercial, es permitir que el dólar siga su declive frente a las otras monedas. Por eso que la caída del dólar tiene aún un largo recorrido.

En El Blog Salmón | Crisis financiera
Imagen | claydevoute

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio