Compartir
Publicidad

Amazon sigue desafiando a los inversores con las mayores pérdidas trimestrales de la última década

Amazon sigue desafiando a los inversores con las mayores pérdidas trimestrales de la última década
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En esencia, no hay grandes cambios respecto al guión de los últimos tiempos. Amazon perdiendo dinero, pese a un incremento significativo de los ingresos. Sin embargo, si se analiza la intensidad que reflejan los datos del trimestre veraniego se acaba encendiendo todas las alarmas: los mayores números rojos de la última década de la compañía y unas previsiones peores para el 'cierre navideño', clave para el comercio electrónico.

El desafío a los inversores se mantiene en todo lo alto. Las pérdidas se intensifican con el argumento de que se está invirtiendo (y ganando clientes estrechando márgenes). Pero lejos de dar su beneplácito, éstos han dictado una particular 'sentencia': desplome por encima del 10% en sus acciones. Un desplome que se une al 21% acumulado a lo largo de este año.

Amazon Resultados

Y es que su capacidad para incrementar su volumen de negocio es indudable. Un 20% más hasta alcanzar los 20.600 millones de dólares en este tercer trimestre. Pero la de rentabilizarlo y convertirlo en ganancias está en seria duda. Unas pérdidas netas de 437 millones, las más intensas de, al menos, la última década, son la demostración.

La prueba de que las pérdidas se están disparando de manera muy significativa es la evolución que han seguido sobre el papel en los últimos tres meses. Como recuerda The New York Times, hace tres meses esperaba perder 7 céntimos de dólar por acción en este tercer trimestre. Durante este tiempo, los analistas colocaron las proyecciones en 74 céntimos, ante el aviso de la compañía de que estaba intensificando sus inversiones. Sin embargo, lo ha superado con creces: 95 céntimos por acción.

Gastos disparados

Los gastos operativos se han disparado (un 18% más que hace un año), especialmente en tecnología y contenido y en los costes unidos a las ventas. Eso ha hecho que todo el incremento del volumen de negocio no haya sido suficiente para equilibrar el balance.

Experimentos como el Fire Phone, su primer smartphone, no han funcionado, precisamente, como se esperaba en cuanto a ventas se refiere. Sin embargo, su negocio en la nube crece a gran velocidad: un 37% más de ingresos respecto al año anteriores.

Pero si la música de este trimestre no suena afinada, la del próximo suena aún peor. Las pérdidas se repetirán, algo que contrasta con lo sucedido en los últimos años en un periodo, el navideño, fundamental para un gran distribuidor como Amazon. Y los ingresos no superarán el 18% de incremento frente al 20% de un año atrás.

El guión no cambia en apariencia, pero analizando la letra pequeña se ve que la hemorragia de pérdidas no sólo no se ha taponado, sino que seguirá así por más tiempo. El desafío a los inversores continúa. Pero estos siguen pensando que es momento de rentabilizar.

En El Blog Salmón | ¿Se acabó la 'bula' para Amazon? Fuertes pérdidas y duro castigo en la bolsa, La batalla Amazon-Hachette o los efectos de una posición dominante en el mercado Imagen | dsearls

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio