Compartir
Publicidad

Con más fondos, las Pymes vivirían más

Con más fondos, las Pymes vivirían más
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Menuda conclusión. Resulta que, según Cinco Días, un análisis del Banco de España sobre la mortalidad empresarial (pdf)(basado en los registros mercantiles y en datos del Directorio Central de Empresas) viene a decir, como principal conclusión, que "un mayor tamaño inicial favorece de forma significativa las posibilidades de supervivencia" y que, si no es así en más ocasiones, suele ser por las restricciones a la financiación.

El estudio en cuestión ha sido elaborado por Paloma López-García y Sergio Puente, de la Dirección General del Servicio de Estudios, que han dedicado su tiempo a cruzar determinadas variables para alcanzar, por la vía del análisis estadístico, tan incontestable conclusión.

Y es que, evidentemente (no creo yo que hagan falta demasiados estudios para esto), a igual ritmo de pérdidas (que es lo que suele provocar la desaparición de las empresas), cuanta mayor sea la financiación inicial más tiempo "aguanta" la empresa. O, dicho de otra manera, cuantos mayores sean los recursos que se pueden utilizar, menos evidentes serán los errores de gestión y/o las circunstancias competitivas que llevan a las empresas a la desaparición.

Pero ese no es el objetivo de una empresa, "a ver cuánto aguantamos". El objetivo debiera ser ganar dinero. ¿Una estructura de capital con más recursos aseguraría una mayor probabilidad de ser rentable y de ganar dinero? Yo no estoy tan seguro, y creo que esa era la pregunta que realmente interesaba a la hora de plantear el estudio. Evidentemente, hay determinados negocios con una masa crítica en los que, si no se cuenta con esos recursos, más vale no meterse porque no vas a llegar al punto necesario para empezar a generar beneficios. Pero, en otros casos, no es así. Se trata, más bien, de ajustar las actuaciones a los recursos disponibles. Y de hacer estimaciones realistas (se habla del factor PI: a tus previsiones más ajustadas, multiplica los gastos por PI y divide los ingresos por PI y tendrás una aproximación mucho más cercana a la realidad). Y de preveer los flujos de caja (no es lo mismo vender, que facturar, que cobrar). Y de tener planes de contingencia. Y de...

Y, con todo eso, si además uno tiene financiación ilimitada, pues miel sobre hojuelas. Pero pensar que la financiación es el elemento clave para la mortalidad de las empresas es, en mi opinión, "echar balones fuera". Sobre todo porque, como también apunta de forma adicional el estudio, suele ser una condición dada. A todos los emprendedores les gustaría tener más financiación de la que tienen. Pero una vez hipotecada su casa, sacados sus ahorros, sableados sus tres F's (Friends, Fools and Family - Amigos, familia y locos), echado las redes en el proceloso mundo de las subvenciones y llorado a las entidades financieras, lo que hay es lo que hay y con eso hay que tirar.

En fin, mal vamos si la solución para que el espíritu empresarial florezca en España es "que les den más dinero".

PD.- Por cierto, para nota el titular de Cinco Días que acompaña la noticia: "El Banco de España pide más fondos en las etapas iniciales de las pymes". Yo me leo el artículo y no veo que el Banco de España pida nada: lo único que hace es publicar un artículo donde se recogen determinadas conclusiones de un análisis estadístico basado en unos datos. Análisis descriptivo, puro y duro (sobre cuyo rigor podríamos argumentar, por otra parte; ya se sabe que las estadísticas las carga el diablo...). Pero pedir, lo que se dice pedir...

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio