Compartir
Publicidad
Publicidad

EGM y Cope, aquí paz y después gloria

EGM y Cope, aquí paz y después gloria
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No podía ser de otra forma. Después de la tormenta siempre llega la calma, y el caso del Estudio General de Medios no iba a ser una excepción. Recordemos el tremendo rifirafe de hace unos meses, cuando la Cope presentó un trabajo de investigación que supuestamente cuestionaba la validez de esta encuesta de seguimiento de medios, provocando un cruce de acusaciones que terminó en la expulsión de esta cadena del Estudio y el recurso a los tribunales por parte de la Cope para evitar dicha expulsión.

Ahora, de la forma más discreta, la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC), empresa que realiza el EGM, y la Cope, han llegado a un acuerdo para que esta última se reintegre en el estudio y paralice todas las actuaciones judiciales en marcha. Unos se tragan sus sapos, los otros los suyos, y aquí no ha pasado nada.

Y es que tenía que ser así. A pesar de las discrepancias, con el "divorcio" las dos partes salían perdiendo. La COPE se veía fuera de la principal referencia de medición de audiencias, que es su pasaporte para vender publicidad. Y el EGM, con datos incompletos, perdía su condición de referencia y por lo tanto su atractivo. ¿Y qué más da quién tenga razón, y tantos altos motivos que en su día se esgrimieron para defender las posturas? Nada, habiendo dinerito de por medio lo mejor es hacer borrón y cuenta nueva, donde dije digo digo Diego y aquí paz y después gloria (nunca mejor dicho tratándose de la cadena de los obispos).

Lo peor es que, gracias a este acuerdo, nos quedaremos sin saber si efectivamente el EGM es manipulable o está manipulado. Los anunciantes, en el fondo, tampoco quieren hurgar: prefieren una mala referencia a no tener ninguna.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos