Compartir
Publicidad

Y Microsoft sacó la chequera... ¿Cómo fueron sus grandes adquisiciones?

Y Microsoft sacó la chequera... ¿Cómo fueron sus grandes adquisiciones?
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Casi 25.000 millones de dólares. Es lo que suman las cuatro grandes adquisiciones de la historia de Microsoft. La última, el estudio de videojuegos Mojang, se suma a una lista en la que ha habido más errores que aciertos. Entre los últimos, despunta uno: Skype.

La compañía fundada por Bill Gates no se ha caracterizado, precisamente, por tener buen ojo para sus adquisiciones. Éstas pueden ser una buena forma de crecer (o de defenderse) en un entorno altamente competitivo como el de la escena tecnológica. Pero, no siempre esos movimientos son acertados. Y en el cuartel general de Redmond lo saben bien.

La inversión fallida de AQuantive

Corría 2005. Google, el buscador de aquellos dos jóvenes Brin y Page, cerraba una de sus mejores operaciones corporativas: compraba la firma de publicidad digital DoubleClick por 3.100 millones de dólares. Era el espaldarazo para su incipiente negocio publicitario y la piedra angular de Google Ads. Y ante este movimiento, Microsoft decidió defenderse de la peor forma: comprar al competidor.

Dos años después desembolsó 6.000 millones de dólares para hacerse con AQuantive. 66,50 dólares en efectivo por cada una de las acciones, lo que suponía un 85% por encima del precio al que cotizaba en ese mes de julio de 2007. Era su respuesta a la compra de DoubleClick por Google y de Right Media por parte de Yahoo.

Cinco años después, tuvieron que provisionar en sus cuentas las pérdidas de la fallida operación. Su implantación en el área de servicios online de la compañía no fue como se esperaba y se vio obligada a revisar las proyecciones de amortización de una inversión que, a todas luces, fue un error motivado por las prisas para responder a una ola de adquisiciones.

Skype, como único acierto

Era una empresa no rentable. Tenía una deuda de unos 1.000 millones de dólares. Pero Microsoft entendió que era el momento de extender sus dominios al segmento de la comunicación. Era 2011 y en el mes de mayo anunció la operación: 8.500 millones de dólares por una compañía que conectaba, por aquel entonces, a más de 663 millones de usuarios en todo el mundo. Aunque, los clientes activos sumaban unos 124 millones en aquella época.

Tres años después, el crecimiento ha sido importante. En 2013, sumaba más de 300 millones de usuarios. Y está enfrascada en la dura batalla por el pastel de la mensajería móvil y representa uno de los servicios más utilizados.

Pese a ello, el precio a pagar volvió a ser alto, aunque si comparamos las ratios con las actuales, no lo es tanto. Fueron casi 10 veces los ingresos logrados el año anterior y 31 veces el beneficio operativo. Las pujas de Facebook o Google empujaron el precio al alza.

Nokia y una digestión con despidos

Y el último golpe de talonario fue hace ahora un año. Microsoft cojeaba (y lo sigue haciendo) en el segmento móvil, en el que sus principales competidores seguían ganándole la batalla. Y decidió desembolsar de nuevo una cantidad ingente de dólares: 7.200 millones para hacerse con la división de dispositivos y servicios de la finlandesa.

6674570263_4914db8807_z-2.jpg

Era una operación que podía tener, en un principio, sentido: protagonizar ese 'giro móvil' que necesitaba. Sin embargo, el paso del tiempo ha demostrado justo lo contrario. La digestión financiera de esta adquisición se hizo en el segundo trimestre de este año, pero lo peor tuvo que ver con los recortes de plantilla. El mayor ajuste laboral de su historia (18.000 empleos) con la que Satya Nadella dejaba claro que la operación no fue una buena idea.

Mojang cierra el círculo

Y llegó la operación de Mojang. 2.500 millones de dólares por una compañía rentable y con grandes posibilidades de generar ingresos a corto y medio plazo. Cada uno de sus 100 millones de usuarios registrados costaron 25 dólares. El riesgo de sobrecoste y, sobre todo, de acabar siendo un juguete roto sigue estando ahí. Esta es, hasta hoy, la última operación protagonizada por la compañía. Casi 25.000 millones de dólares después, el tiempo pone a las inversiones en su sitio.

En El Blog Salmón | Microsoft subió la apuesta: desembolsará 2.500 millones de dólares por el creador de Minecraft

Imágenes | n.bhupinder y Wired Photostream

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio