Publicidad

Yahoo y su continuo intento de supervivencia: ¿Los inversores darán más tiempo?
Empresas

Yahoo y su continuo intento de supervivencia: ¿Los inversores darán más tiempo?

Publicidad

Publicidad

"Yahoo está en medio de una transformación que durará varios años". Son las palabras de la consejera delegada de Yahoo, Marissa Mayer, durante la comparecencia tras sus decepcionantes resultados trimestrales. Era una declaración de intenciones y, sobre todo, una forma de reclamar tiempo a unos inversores que sólo se entusiasman cuando se anuncian medidas sobre negocios 'aledaños'. ¿La paciencia se agotará antes?

Las cifras vuelven a ser planas: 1.043 millones de dólares de ingresos, tras pagar las comisiones a sus socios, lo que supone una leve reducción respecto al año anterior. A ello se suman unos beneficios netos, muy castigados por el incremento de gastos, son 15 veces inferiores a los de un año antes. Apenas 21 millones de dólares.

Pese a los esfuerzos, incluyendo las numerosas (y criticadas) adquisiciones de talento en startups, los resultados por conquistar el móvil no están llegando a la velocidad a la que se esperaba. Yahoo perdió hace años ese tren y ahora corre tras él para tratar de subirse en marcha. Hoy apenas una quinta parte de su volumen de negocio llega a través de estos dispositivos.

En un año se ha pasado de ingresar a través del móvil un total de 145 millones a 234. Y esa es la clave. De hecho, ella reconocía a principios de este año que es su obsesión, junto al vídeo, la publicidad nativa y la parte más social (todo ello, bajo las siglas 'Mavens'). Entre todos ellos suman 363 millones, algo menos de un tercio del total.

Mientras que llegan los resultados, lo que sí lo hacen son los despidos. Era una de las exigencias que se le pusieron sobre la mesa a la directiva y así está sucediendo. En total, durante el primer trimestre han salido 1.100 empleos. Y desde 2012, según explica Vindu Goel en el New York Times, suman 2.800 (el 20% de la plantilla).

Optimismo con Yahoo Japan

Lo que sí causó cierto revuelo en los mercados tras el cierre (a media tarde de hoy caía casi un 1%) es una medida que nada tiene que ver con el negocio principal. Se trata de su participación en Yahoo Japan, que hoy asciende al 35% del total del accionariado. Los inversores exigían que se tratara, al igual que con Alibaba, de una manera especial para devolverles valor.

Mayer anunció que ha contratado a asesores con los que estudiar medidas para tratar esa participación. Parece que es el principio de una operación fiscal similar a la del gigante del comercio electrónico chino, cuyas acciones se trasladarán a final del año a una compañía creada 'ad hoc'.

La crisis de identidad

No hace mucho, en estas líneas hablábamos de la crisis de identidad a la que hoy se enfrenta la otrora puerta de internet. Yahoo tenía sentido cuando surgió, en la primera generación de internet. Hoy ha perdido su sitio y ha de recuperarlo.

El medio digital Quartz da en el clavo cuando pone el foco en lo que la actual directiva quiere conseguir de Yahoo en el próximo lustro. "Nuestra estrategia es ser la guía indispensable para la información digital". Hoy es una mezcla de buscador, portal, productor audiovisual, generador de contenidos...

¿Y con Microsoft?

Entretanto se mira al espejo del futuro para ver dónde quieren estar en un segmento que se mueve tan rápido, Yahoo ha de consolidar su negocio fundamental: la publicidad. Y el acuerdo suscrito en los últimos días con Microsoft tiene una gran relevancia.

Ahora, Yahoo podrá servir sus propios anuncios 'display' para un máximo del 49% de todas las búsquedas (el resto correrán a cargo de Microsoft). Estos días se ha especulado tanto con lo que supondría de ingresos extra para la compañía, como con la posibilidad de que se aliara con otras compañías para explotar ese parte del pastel con otros competidores directos como Facebook o Google.

En El Blog Salmón | El futuro de Yahoo tiene nombre de fusión
Imagen | eirikref

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir