Compartir
Publicidad

Algunos hipotecados y consejeros de la PAH van provocando y luego, pasa lo que pasa

Algunos hipotecados y consejeros de la PAH van provocando y luego, pasa lo que pasa
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Sirva este post para aclarar/corregir el argumento que exponía en el post sobre Bankia y los embargos en cuenta. Lo primero de todo, es que tal y como me comentan desde la PAH, "ha existido un error en la redacción de dicho post" y no ha existido embargo. Es decir, lo que hay es una deuda hipotecaria con cláusula de barrido de posiciones abiertas en la entidad que implica que si tenemos deuda con la hipoteca, todo lo que entre en dichas cuentas, será retirado para pagar la hipoteca.

Vamos a admitir que ha existido dicho "error". Pero lo que está claro es que algunos hipotecados y la PAH "van provocando" sin asesorar y luego, pasa lo que pasa. Es de primero de la ESO en morosidad e impagos, evitar las relaciones mercantiles con aquellos a los que debes dinero. Es más, esas relaciones se pueden volver muy peligrosas si encima tienes un contrato firmado con ellos en el que cualquier saldo disponible que tengas en cuenta se aplicará para pagar la deuda pendiente. En el caso descrito, este hombre que le debe la hipoteca a Bankia está provocando claramente la aplicación de las cláusulas de barrido al domiciliar en estas cuentas cualquier tipo de cobro y la PAH también va provocando, puesto que el primer consejo que deben darle a un hipotecado deudor es que salgan de la entidad cuanto antes y corten completamente los ingresos en la misma.

Si tú tienes una hipoteca en Bankia, la tienes en mora o en procedimiento judicial y tienes la brillante idea de domiciliar los cobros de tus ayudas sociales en dicha cuenta, eres un verdadero genio del derecho mercantil, si esperas que no te retiren el saldo de la cuenta. Es lo mismo que si tenemos una cuenta al descubierto en 500 euros y nos entra el cobro de una ayuda de 400 euros. El saldo final de la cuenta es de -100 euros y por tanto, sigo sin dinero en efectivo.

Alma de cántaro (por ser suave y respetuoso), la solución es tan sencilla como cortar las relaciones con la entidad en cuestión y abrirte la cuenta en otra entidad financiera o domiciliar el cobro de la ayuda social en la cuenta de una tercera persona en la que tú no seas titular pero sí autorizado. Y una vez que se ejecute la hipoteca y te embarguen las posiciones, si no tienes más ingresos, tampoco te podrán embargar las ayudas sociales tal y como explicábamos en el post anterior.

En El Blog Salmón | Bankia y los embargos en cuenta de ayudas para alimentación: algunas precisiones

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio