Compartir
Publicidad

El marxismo-cristianismo de Chávez: expropiados por la palabra de Dios

Guardar
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hugo Chávez asume el marxismo-cristianismo como la teoría económica más avanzada que existe actualmente. Esta asunción, la ha realizado después de leer "El capital" y la biblia porque dice textualmente:

El marxismo es sin duda, la más avanzada propuesta hacia el mundo que Cristo vino a anunciar hace más de 2.000 años, el Reino de Dios aquí en la tierra, el reino de la paz, el amor, el reino humano
después de estas declaraciones, sólo le ha faltado promulgarse como el segundo mesías desde luego, pero fuera de las perlas del discurso, las implicaciones éconómicas del mismo son peligrosas, sobre todo para los empresarios venezolanos, dado que las expropiaciones de sus negocios y empresas viene promulgadas por la propia palabra de Dios.

La devaluación del bolivar junto con la prohibición de subir precios que ha impuesto Chávez, pone contra las cuerdas toda la producción industrial y comercial que dependa de las importaciones. Onésimo ya explicó en estas páginas cómo es necesario que muchos negocios venezolanos suban sus precios, cuestión que choca diametralmente con las directrices económicas del presidente venezolano.

Por otra parte, la subida del SMI venezolano decretada este fin de semana, contentará mucho a las masas, pero sin poder ajustar costes vía incremento de precios, la sangría de pymes en venezuela va a ser brutal. Actualmente, las estadísticas oficiales cifran el desempleo en el pais en un 8%, estadísticas muy criticadas por el sistema de cálculo, pero este parámetro va a incrementarse fuertemente en los próximos meses, por más que se manipulen los datos oficiales.

La pérdida de poder adquisitivo frente a importaciones la va a redundar Chávez contra la empresas, de manera que se hace inviable importar y mantener la inflación. Vale que el mercado negro del dólar se encontraba en niveles cercanos a los tipos de cambio fijados por el propio Chávez, por lo que la única justificación real que existe detrás de esta devaluación y asunción de teorias marxistas pasa por una expropiación selectiva de empresas en el país.

En definitiva, Chávez pretende nacionalizar absolutamente todos aquellos negocios y empresas que él estime oportuno y a posteriori, erigir un modelo económico centralizado en las empresas públicas manejadas como herramienta y brazo económico. El camino que está siguiendo Venezuela ha fracasado estrepitosamente a lo largo de la historia y mucho me temo, que Venezuela va tras los mismos pasos que sistemas similares que se puesieron en marcha en Rusia a principios de siglo.

Vídeo | Youtube

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos