Compartir
Publicidad

La deuda pública en España llegará al 100% del PIB: ¿y qué?

La deuda pública en España llegará al 100% del PIB: ¿y qué?
23 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estamos leyendo estos días que en 2014 la deuda pública de España llegará al 100% del PIB. Y muchos medios están mostrando esa barrera como catastrófica, pero sin decirlo claramente. ¿Qué significa que la deuda pública llegue al 100% del PIB? ¿Es importante?

Vamos a intentar desmitificar un poco esa cifra. En estos momentos estamos en el 96,5% del PIB de deuda pública y no hay mucha diferencia entre eso y en estar por encima del 100%. Lo verdaderamente importante es nuestra capacidad de pagar dicha deuda.

Países con más del 100% de deuda pública

No estamos solos. Hay muchos países con una deuda por encima del 100% del PIB. Si nos centramos en la UE, de hecho la media de deuda pública está en el 85% del PIB. Países como Grecia (156,9% del PIB), Irlanda (117,4 % del PIB), Italia (127% del PIB) o Portugal (124,1% del PIB) están por encima del 100%. Sí, hay un patrón, los países con problemas, está claro que tener mucha deuda no es bueno. Pero también está Bélgica (99,8% del PIB que en su día estuvo por encima del 100% y la redujo). Todos estos datos son de 2012, así que a día de hoy las cosas pueden haber cambiado.

Si nos salimos de la UE los datos son algo más complicados, ya que no hay una tabla de datos oficial como la del Eurostat. Si nos fijamos en lo que dice el FMI veremos cómo Japón está por encima del 200% (aunque gran parte está en manos de ellos mismos, por lo que la deuda neta es menor), Singapur está por encima del 100% y otros países más pequeños también están por encima del 100%.

De momento todos los países mencionados tienen problemas (excepto Singapur). ¿El motivo es tener una deuda por encima del 100% del PIB o es una consecuencia? Más bien lo segundo. Es decir, cuando los problemas fiscales comienzan las deudas se disparan y en los casos más extremos se van por encima del 100% del PIB. Pero eso no quiere decir que los problemas sean mayores. Es más grave pasar del 110% al 130% que del 99% al 101%, ya que la cantidad de intereses a pagar es mayor.

Historia de España

No es la primera vez que en España superamos la barrera del 100% del PIB de deuda pública. Si miramos al pasado vemos que tanto a principios de la década de 1880 como a comienzos de 1900 superamos dichas barreras. Y luego logramos bajar la deuda pública hasta por debajo del 20% (es cierto que hubo en medio dictaduras, guerras y periodos de autarquías, así que no es comparable).

Para reducir la deuda como porcentaje del PIB necesitamos que el PIB crezca más rápido que el déficit. Por ejemplo, si nuestro PIB y nuestra deuda es de 100 unidades y crecemos al 10% con un déficit del 7%, al año siguiente tendremos un PIB de 110 y una deuda de 107, con lo que nuestra deuda está por debajo del 100% (97,27%).

Esta es la explicación de por qué desde mediados de los años 1990 hasta 2007 redujimos la deuda pública (en % del PIB) cuando sólo tuvimos superávit tres años (de 2005 a 2007). De hecho la deuda en circulación de España rondaba los 400.000 millones de euros durante casi una década hasta que la crisis la disparó.

Es decir, se puede reducir la deuda pública aunque superemos la barrera del 100% del PIB. Basta con reducir el déficit y tener crecimiento económico para que la cantidad de deuda, que puede ser creciente, represente un porcentaje menor de nuestra producción total.

Capacidad de pago

Al final lo importante no es si la deuda es muy alta o no respecto al PIB sino si somos capaces de pagarla. Con un déficit alto es bastante complicado, ya que cada año hay que pedir prestado un importe grande para seguir sobreviviendo.

Tener una deuda alta en general es malo ya que hay que pagar los intereses, y eso siempre lastra el presupuesto. Ahora mismo tenemos que pagar unos intereses de aproximadamente el 4% del PIB anual. Eso es mucho, ya que se añade al déficit primario que tenemos. Si nuestro déficit fuera más bajo, nuestro crecimiento económico más sólido y la recaudación de impuestos se mantuviera constante respecto al PIB, realmente no tendríamos un problema y en pocos años la deuda bajaría a niveles más habituales aunque la cantidad de deuda emitida por España fuera la misma.

En definitiva, al final lo importante es la capacidad de pagar dicha deuda, no la cantidad total del ella. Y por eso no entiendo los mensajes catastrofistas respecto al 100% del PIB. Es una cifra psicológica, es cierto, pero no quiere decir que automáticamente los países que la superan entran en un ciclo de declive permanente.

Imagen | rahego

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio