Compartir
Publicidad

La vivienda en Bélgica

La vivienda en Bélgica
33 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Han publicado en El Mundo un artículo sobre la situación de la vivienda en Bélgica. Según el diario en Bélgica es fácil encontrar viviendas de mayor superficie a un precio inferior que en España. Según el artículo en cuestión en Bruselas hasta las empleadas de hogar sin papeles viven en casas con algo de terreno. Los edificios de varias plantas suelen ser oficinas u hoteles.

Esto se debe a que la ley es permisiva a la hora de construir. En la capital de Europa se puede construir en cualquier espacio, al igual que en las regiones de Valonia y Flandes. Esto no significa que no haya límites, existen lugares en los que está prohibido construir y en algunos municipios a las afueras de Bruselas sólo permiten adquirir una vivienda a aquellos que hablen Holandés. También se limita el volumen a construir y otros aspectos. Aún así al no haber tantas limitaciones al precio de la vivienda los precios son más bajos que en otros países con renta inferior.

En principio la aplicación de una legislación similar bajaría los precios en España y no permitiría grandes subidas de precio. Si alguien pretende venderme una casa a un precio alto yo puedo construirme una casa en un terreno que haya comprado en el pueblo. Dado que el precio del terreno no urbanizable es mucho más bajo que el terreno urbanizable no sería muy caro construir nuestro hogar dulce hogar.

¿Es esta la solución de todas nuestras problemas de vivienda? Supongo que desde una perspectiva liberal sí, pero hay algunos flecos que habría que resolver antes.

El primero es que los ayuntamientos dependen mucho del control del suelo para financiarse. La financiación de los ayuntamientos es un tema pendiente en España. Ha estado asumiendo competencias y cada vez proporcionan más servicios. Es cierto que nadie les ha obligado a financiar a la orquesta local o a renovar un buen porcentaje de las plazas y avenidas, pero en mi experiencia los habitantes dejan de votar al gobierno que no hace nada. De hecho en muchos lugares lo que se hace es promover a alcaldes derrochadores que endeudan a sus ayuntamientos.

El segundo fleco es la protección medioambiental y ordenación del territorio. Este es un miedo que tienen muchas personas. Si se pudiera construir en cualquier lado se podrían talar bosques, acabar con campos de cultivo y destruir el litoral. Es cierto que puede ser un tanto caótico, pero el resultado es que en la actualidad el litoral mediterráneo se ha poblado de montones de construcciones que lo han afeado y colapsado. El urbanismo salvaje ha triunfado a pesar de las restricciones. Si miramos la densidad de población en el CIA Factbook (no todo es la wikipedia) veremos que España es un país con baja densidad de población, comparado con otros países Europeos.

También cuando se abriera una nueva vía de comunicación (una vía de tren, una autovía) tendríamos que aceptar que tal vez decidieran expropiarnos el terreno y tirar la casa que hemos construido con tanto cariño. Algo a lo que no estamos acostumbrados ahora.

El tercer fleco es que no se garantizaría tanto bajos precios. Grandes inversores podrían adquirir casi todo el suelo deseable a la hora de construir nuestro hogar y que tuviéramos que adquirir la vivienda donde han decidido construir o construirla muy lejos de cualquier núcleo urbano.

¿Qué opinan los lectores? ¿Están a favor o en contra de liberalizar el uso del suelo?

Imagen | La antigua casa de Carlos Marx en Bruselas por Historic Brussels en flickr.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio