Compartir
Publicidad

Hoy llega delegación china a comprar bonos españoles

Hoy llega delegación china a comprar bonos españoles
24 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Li Keqiang, viceprimer ministro del Consejo de Estado de la República Popular China y quien será el próximo primer ministro del gigante asiático, llega hoy con una importante delegación china a estrechar lazos comerciales y a comprar más bonos españoles. China posee 43.000 millones de euros en bonos de deuda pública española, los que aumentarán a partir de hoy pese a la crisis no resuelta de la deuda soberana de la zona euro.

La promesa de comprar bonos españoles la realizó Li Keqiang poco antes de la visita de tres días que inicia hoy en España y que seguirá por Gran Bretaña y Alemania. Se trata de una propuesta que se enmarca dentro de la Operación de rescate con la cual China pretende dar un espaldarazo a Europa. Es parte de las propuestas diplomáticas del gobierno chino a las naciones de la zona euro que se encuentran en dificultades, con el objetivo de estrechar vínculos comerciales. De esta forma lo ejemplifica Li Keqiang en su artículo Trabajemos de la mano, publicado ayer en El País:

Aún aspirando el alegre aire festivo del Año Nuevo, inicio una gira por Europa al frente de una delegación china, viaje que empezará por España, no solo porque abrigamos un profundo anhelo de conocer esta nación tan antigua como moderna, lejana en lo físico pero cercana en lo afectivo, sino porque también queremos aprovechar la oportunidad para hacerle llegar al pueblo español el cariño del pueblo chino y su buena voluntad para incrementar nuestra cooperación.

Li Keqiang tiene previsto reunirse hoy con el presidente Zapatero y el rey Juan Carlos y las conversaciones se centrarán en las “colosales ofertas de negocios” que tienen ambos países para el futuro. Para el lider chino, España goza de un alto nivel del desarrollo socioeconómico y mantiene el liderazgo mundial en informática, turismo, servicios financieros, energía renovable y agricultura moderna, cuyas experiencias y prácticas en muchos casos le valdrán a China como referencia en su propio desarrollo.

Despues de los rescates de Grecia e Irlanda, los gobiernos europeos pueden dar la bienvenida a estas promesas de apoyo financiero, especialmente en momentos en que reina el escepticismo de otros inversores. La propuesta de China busca consolidarse en los mercados europeos de tal manera de reemplazar la caída de su comercio con Estados Unidos. Uno de los objetivos centrales del país asiático es aumentar el consumo de la población y para ello elevó el salario mínimo en un 21% desde este lunes. Una medida similar fue tomada hace seis meses. El objetivo del gobierno es disminuir la migración a las ciudades y elevar el consumo y la calidad de vida en las zonas rurales. Actualmente 700 millones de chinos viven en zonas rurales y en el artículo publicado en El País, Li Keqiang describe sin tapujos la compleja realidad económica de su país:

El pueblo chino se siente alentado por los logros y también es consciente de los problemas que surjan en su futuro desarrollo. Cualquier éxito de China, país que tiene la más compleja realidad del mundo, se reducirá a un número insignificante al ser dividido por los 1.300 millones de ciudadanos. En la actualidad, más de 700 millones de chinos todavía viven en las zonas rurales y el PIB per cápita de China se sitúa aproximadamente en el 100º lugar del mundo. En contraste con el desarrollo pujante y gran prosperidad en unas ciudades costeras, en algunas regiones centrales y occidentales, que siguen padeciendo un gran atraso en infraestructura, salud, cultura y educación, todavía hay gente que no tiene acceso al agua potable y vive en chozas, y cerca de 150 millones de personas aún sobreviven debajo del umbral de pobreza de un dólar por día. En la China de hoy coexisten lo avanzado y lo rezagado, con las nuevas y viejas contradicciones entrelazadas, lo que significa múltiples desafíos y riesgos en su avance.

Los gobiernos de la eurozona necesitan refinanciar cientos de miles de millones de euros y recaudar dinero para cubrir sus déficit presupuestarios. Y aunque no está claro sobre la cantidad de deuda que China planea comprar, se requiere que sea una cifra significativa para impulsar el crecimiento y la salida de la crisis. La única manera en que Europa puede mirar de frente al futuro es permitiéndose un aliado que le permita mantener un flujo comercial constante. Y las sinceras palabras de Li Keqiang demuestran que China también lo requiere.

Más información | El País
En El Blog Salmón | China prepara “operación de rescate” para Europa
Imagen | swanksalot

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos