Compartir
Publicidad
Publicidad

No es muy bueno crecer tanto

No es muy bueno crecer tanto
Guardar
6 Comentarios
Publicidad

Hace unos días hablábamos de la buena noticia al conocer la cifra de crecimiento de nuestro páis. Además esta noticia venía por dos, ya que con el nuevo sistema contable se dejaba ver que en los años anteriores también había existido un mayor crecimiento del que se había previsto.

La actualización al alza del PIB español de acuerdo con las nuevas normas contables europeas amenaza ahora con nuevos problemas para España en la actual negociación de las futuras perspectivas financieras, ya que a los 1.000 millones de euros que el Estado español tiene que aportar con efecto retroactivo, tendrá que añadir cantidades superiores que, a partir de ahora, tendrá que entregar por disponer de un PIB superior. Una gran parte del presupuesto comunitario (74,5%) procede, de forma proporcional, del PIB de cada país, por lo que España deberá incrementar ahora su aportación por este concepto. A este aumento se suma la pérdida de fondos y ayudas europeas, por lo que el deterioro del saldo neto será aún peor que el temido.

En el caso español, las aportaciones a la Unión Europea han aumentado de forma muy considerable en los últimos años ya que hemos crecido por encima de la media europea. Este año 2005 la aportación española global a la Unión ha aumentado un 9,22% con respecto al ejercicio anterior, hasta los 9.931 millones. De esa cantidad, 6.585 millones correspondieron al porcentaje de la renta nacional bruta. En 1996, la contribución española total no llegaba ni a la mitad (4.443 millones) y, en 2000, era de 6.500 millones.

El incremento en la contribución española seguirá en la misma línea en los próximos años, hasta el punto de que el Gobierno español ya calculaba antes de la revisión del PIB que la aportación a la UE llegaría a los 15.894 millones en 2013.

La situación puede resultar cuanto menos curiosa ya que España puede pasar de ser el país más beneficiado (este año ese saldo será favorable a España en 7.385 millones) a convertirse en contribuyente neto. Esta situación se producirá porque, por un lado, se aumentarán las aportaciones, y por otro, se rebajarán las ayudas recibidas: perderá al menos el 45% de los casi 8.000 millones anuales que ahora percibe.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos