Compartir
Publicidad
Publicidad

Obama quiere reducir el déficit

Obama quiere reducir el déficit
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El presidente de EEUU, Barak Obama, quiere reducir el tremendo déficit fiscal que tiene la economía estadounidense, que se prevee que ascenderá este año a 1,2 billones de dólares (un 8% del PIB). Y esto sin contar con el plan de estímulo económico que tiene planeado aplicar. A Obama esto no le parece buena idea y por tanto ha prometido reducirlo a la mitad. Pero esto no casa muy bien con sus planes de reactivación económica.

El déficit se produce, de forma simplificada, cuando un Estado gasta más de lo que ingresa. Y no hay que saber mucho de economía para saber que si quieres reducirlo sólo hay dos formas: o reducir el gasto o elevar los ingresos. Y he aquí donde chocamos con el plan de estímulo de Obama.

El plan de estímulo para reactivar la economía se basa en dos patas. Una es gastar más en acciones que traerán mejoras a la competitividad de la economía americana: principalmente inversiones que el sector privado no puede acometer por ser muy complejas o con resultados a largo plazo. Esto supone, como no, un incremento en los gastos del Estado. La otra pata del plan de estímulo es una batería de rebajas fiscales, esta vez enfocadas a las rentas más bajas.

Por tanto, este plan tiende a hacer el Estado aún más deficitario. Es decir, el plan de estímulo va a rebajar impuestos y a elevar gastos, justo lo contrario que hay que hacer para reducir el déficit. Por tanto a Obama le quedan dos salidas si de verdad quiere reducir el déficit: subir los impuestos a la gente que no le afectan las rebajas fiscales (principalmente las rentas más altas) o reducir gastos en áreas diferentes a las del plan de estímulo fiscal (con el riesgo de generar desempleo en ciertas áreas que es lo que precisamente se quiere evitar con el plan de estímulo).

Posiblemente optará por ciertas rebajas de gastos, en partidas que no sean muy populares (se habla de Defensa, aunque habría que pensar si esto es poco popular al otro lado del Atlántico) y en subidas de impuestos generalizadas para los más ricos. Medidas que no sé si serán suficientes para reducir el déficit, ya que el plan de estímulo tiene un coste muy elevado.

Veo muy difícil la tarea que se ha ecomendado Obama, de hilar un plan de estímulo muy costoso con una reducción de déficit. Al final tendrá que optar por controlar el déficit y dejar que la economía siga su curso natural o por intervenir y que el déficit se dispare. Y quedarse entre dos aguas es más bien optar por la primera opción.

Vía | El País En El Blog Salmón | ¿De dónde obtienen su financiación los estados? Foto | BohPhoto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos