Compartir
Publicidad

Papa Francisco lanza un audaz ataque contra los cárteles de la mafia y el crimen organizado

Papa Francisco lanza un audaz ataque contra los cárteles de la mafia y el crimen organizado
30 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque se sabe desde hace cientos de años que la Iglesia Católica lava dinero de la mafia y de los grandes evasores de impuestos como un paraíso fiscal cualquiera, ninguna de sus máximas autoridades había emprendido una lucha tan frontal en contra de estos cárteles que asolan Italia, como lo acaba de hacer el Papa Francisco. El asesinato del pequeño de 3 años, Nicola Campologo, junto a su abuelo Giuseppe Iannicelli, luego que sus padres fueran encarcelados por tráfico de drogas y delataran a parte del clan, ha conmovido a Italia. Los cuerpos del pequeño y de su abuelo fueron hallados carbonizados en el interior de un coche. El Papa Francisco realizó una visita a esta zona y a los parientes de las víctimas durante el fin de semana, ocasión en la que repudió los hechos, iniciando una cruzada frontal contra estos cárteles, declarando que todos los mafiosos serán excomulgados automáticamente de la Iglesia Católica.

Si bien Joseph Ratzinger señaló que "el infierno no existe", y que los procesos de excomulgación deben seguir un riguroso protocolo, no dejan de ser audaces las palabras del Papa Francisco en contra de la mafia y el crimen organizado. Estas deben ser las palabras más duras que pronuncia un Sumo Pontífice en contra de las corporaciones fuera de la ley. No lo hizo ni Juan Pablo II (Karol Wojtyla) en el Valle de los Templos de Agrigento, ni Benedicto XVI (Joseph Ratzinger) cuando en octubre de 2009 visitó la Catedral de Calabria y dio la bendición papal en la boda de Catherine y Daniel Ionetti Condello, hijos de dos importantes miembros del clan Reggini.

El horrendo crimen del pequeño Nicola con su abuelo ocurrió en enero de este año. En marzo, el Papa Francisco pidió a la mafia que abandonara el mal camino dado que aún era posible "escapar del infierno". Sin embargo, en su reciente visita a Calabria, en el sur de Italia, el pasado fin de semana, el Papa perdió la paciencia y señaló que "los que siguen el camino del mal, como lo hacen los mafiosos, no están en comunión con la Iglesia y serán excomulgados". Es decir, ya no podrán escapar del infierno...

La mafia y el crimen organizado

Muchas zonas de Italia están gobernadas por la mafia y hasta los políticos se ven amenazados por el crimen organizado quienes muchas veces sucumben a sus tentaciones. Las tres principales organizaciones criminales de Italia son: la 'Ndrangheta, en Calabria; la Cosa Nostra, en Sicilia; y la Camorra en Nápoles. Estos tres grupos mafiosos han generado recientemente una facturación de 116 mil millones de euros según una estimación de Naciones Unidas.

El Papa Francisco aprovechó su visita a Calabria, una de las zonas más pobres del país, para señalar: "Si la admiración a Dios se sustituye por la admiración al dinero, entonces se abre el camino del pecado, el interés propio y la opresión". En este punto hay que decir que Bergoglio no se diferencia mucho de su antecesor Ratzinger, del cual comentamos sus reflexiones sobre la actual crisis mundial gatillada por la ganancia fácil de la falta de escrúpulos y su Encíclica Caritas in Veritate. Pero en concreto, Ratzinger nunca emitió una acusación o condenó a estos grupos, quizá por tenerlos demasiado cerca.

El Papa Francisco, en cambio, no tiene pelos en la lengua para denunciar esta auténtica lacra social, aunque tal vez no tenga idea en la que se está metiendo, cuando las grandes corporaciones de la mafia son las que gobiernan a Italia, al mundo, y a la propia Iglesia. Francisco, en todo caso, hizo un llamado a los jóvenes para resistir las tentaciones del dinero fácil y se refirió a la mafia calabresa como un eje del mal: "La 'Ndrangheta es la admiración del mal y el desprecio del bien común. Por eso este mal debe ser combatido y debemos trabajar para que el bien prevalezca"

La 'Ndragheta no sólo maneja operaciones por miles de millones de euros, sino que también posee las conexiones con Europa del Norte y Estados Unidos. Es una de las organizaciones criminales más poderosas del mundo y su sede de Calabria es un caldo de cultivo para sus miembros a causa de la extrema pobreza y los altos niveles de desempleo en la región. El grupo se ha extendido por toda Italia y se ha propagado con éxito por el resto de Europa, de acuerdo con las evidencias presentadas por los jefes de estos cárteles.

Las palabras del Papa Francisco pueden dar fuerza a los sacerdotes que han arriesgado sus vidas en los últimos años por oponerse a la mafia en el sur de Italia. El año 2012, el padre Ennio Stamille recibió una cabeza de cerdo ensangrentada con un fajo de tela en su boca, en un claro y escalofriante eco de una escena de El Padrino donde un productor de Hollywood se niega a hacer negocios con Vito Corleone. El padre Stamille, de la ciudad calabresa de Cetraro, fue un prominente opositor al crimen organizado de Calabria. A esta tarea parece haberse sumado con ahínco el Papa Francisco.

En El Blog Salmón | Benedicto XVI y la actual crisis mundial
Imagen | BostonCatholic

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio