Compartir
Publicidad

Una SEPI más pública financiada por todos nosotros

Una SEPI más pública financiada por todos nosotros
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si uno visita www.sepi.es podrá leer una frase como la siguiente: “Un sector público empresarial saneado globalmente es rentable socialmente. Y la rentabilidad social de las empresas de titularidad pública exige adoptar cuantas medidas favorezcan su eficiencia y competitividad. La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), creada en 1996 y dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda, encuentra aquí su razón de ser.”

Pues bien, parece que eso de “exige adoptar cuantas medidas favorezcan su eficiencia y competitividad” se lo han tomado en serio en el Gobierno, puesto que el Consejo de Ministros ha aprobado hoy un Proyecto de Ley de modificación del régimen financiero de la SEPI para permitir que el grupo público pueda ser financiado con cargo a los presupuestos generales del Estado y eximirlo de la actual exigencia de mantenimiento de 1.200 millones de euros de fondos propios. Por si no fuera poco con lo anterior, la modificación del régimen financiero del holding público establece también que las deudas contraídas por la sociedad para la captación de fondos mediante emisión de valores de renta fija puedan gozar frente a terceros de la garantía del Estado, en los mismos términos que para las obligaciones de la Hacienda Pública.

En estos momentos, y tras las desinversiones en las empresas más rentables, las arcas del grupo están prácticamente a cero. Los ingresos procedentes de nuevas desinversiones (Endesa, Iberia o Red Eléctrica) no superarán los mil millones. Y se estima casi en 3.000 millones las necesidades a corto plazo sólo para afrontar los planes de reducción de plantilla de Hunosa, Izar y otras empresas del grupo estatal, con lo que los fondos propios del grupo están lejos de cubrir el mínimo establecido en el estatuto de SEPI.

Es decir, que lo que el Gobierno ha decidido es que entre todos y con nuestros impuestos pagaremos los planes de reducción de las plantillas de determinadas compañías que no acaban de levantar cabeza. Lo curioso es la justificación que ha dado la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, quien explicó que esta modificación legal permitirá que SEPI y sus empresas puedan financiarse "mejor" y con un modelo "más dinámico".

¿Financiarse mejor? Evidentemente, cualquier empresa que sea financiada por el Estado se financia mejor que con líneas de crédito concedidas por los bancos. ¿Con un modelo más dinámico? Evidentemente, por aquello de que nuestros bolsillos y cuentas corrientes se van a "mover más".

Ahora bien, no nos olvidemos de que la modificación del regimen financiero de la SEPI no tiene efectos puntuales. Es decir, dicha modificación permitirá que todos los años, la SEPI perciba unos cuantos millones de euros, con lo cual, no tiene mucho sentido una justificación basada en cuestiones meramente coyunturales como las reducciones de plantillas de determinadas compañías, como es el caso de Hunosa.

Con esta medida, el problema de Hunosa se solucionará en un tiempo determinado, pero la SEPI seguirá percibiendo dinero de las arcas del Estado. Salvo que para entonces, el Gobierno vuelva a modificar el regimen financiero. ¿Lo harán?

Vía | Cinco Días

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio