Compartir
Publicidad

Angela Merkel desafía a los especuladores

Angela Merkel desafía a los especuladores
Guardar
38 Comentarios
Publicidad
Publicidad


La prensa estadounidense ha tomado con mucha sorpresa la decisión del gobierno alemán de prohibir la venta a corto, asi como la de los credit default swaps. La medida rige desde esta madrugada y durará hasta que los mercados se calmen. Esta acción ha perturbado y confundido a muchos. Pero las razones son más simples:

Desde hoy, cuando los fondos de cobertura y los bancos alemanes realicen operaciones con empresas financieras y gobiernos bajo el mecanismo de los Credit Default Swaps, u otros instrumentos financieros que están sujetos a la prohibición, existirá una gran mano visible que ayudará a negociar los términos rechazando cualquier amenaza de coacción. Como lo hemos expresado en este blog, los CDS se consideran instrumentos ilegales, que lejos de ayudar a estabilizar el sistema y amortiguar los efectos de la crisis, los profundizan porque han jugado a ganador y a perdedor.

Lo de Alemania es una clara intervención al mercado. Pero cuando el mercado no ha procedido con la transparencia mínima que se requiere, no hay otro camino. Esta medida quizá recuerde la intervención de China cuando fijó el yuan al dólar en junio de 2008. Una medida que fue mal vista pero que evitó la especulacion con la moneda asiática.

En los momentos que corren, y cuando aún no hay señales de reformas significativas para el sistema financiero de Estados Unidos, se requiere la mayor precaución. Washington, al parecer, sigue siendo gobernado por los Bancos. Y el presidente Obama, pese a señalar su molestia por sentirse “rehén de la banca”, no ha logrado aún depurar el sistema. Las reformas para limitar el poder y el tamaño de los bancos se han estancado. A ese respecto, Obama señaló:

“Hasta cierto punto, esto es una batalla entre los políticos y los mercados. Pero estoy firmemente resuelto, y creo que todos mis colegas también, para ganar esta batalla …. El hecho de que los fondos de cobertura no están regulados es un escándalo”.

Y la Canciller alemana, Angela Merkel, ha acusado a la industria financiera de jugar sucio:

“Primero los bancos en quiebra obligaron a los estados a llevar a cabo operaciones de rescate. Se hundió la economía mundial sobre el precipicio y tuvimos que lanzar paquetes de recuperación, lo que aumentó nuestras deudas. Y ahora están especulando en contra de estas deudas. Eso es traición”, dijo. ‘Los gobiernos deben recuperar su supremacía. Es una lucha entre los gobiernos y los mercados y estoy decidida a ganar esta pelea.”

La batalla está encarnizada y los financieros dicen que “Europa no puede imprimir dinero más rápido que lo que Goldman Sachs crea los swaps de incumplimiento crediticio (CDS)”. Muy bien, que Goldman Sachs invente todos los CDS que quiera, pero que ningún banco europeo se los compre. Al igual que con la droga, Goldman Sachs se hizo adicto a los CDS. Y hay que pararlo.

Angela Merkel ha lanzado un valiente desafío a la banca señalado que reafirmará la primacía del gobierno por sobre los especuladores multinacionales. En este punto le gana a Obama, quien todavía no logra disciplinar al Congreso de su país. Por eso no hay que dejarse engañar por esta caída transitoria del euro. Los especuladores comenzarán a sentirse acorralados.

Más información | El País
Imagen | INSM

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos