Compartir
Publicidad
Crisis de liquidez es la nueva amenaza de la economía mundial
Mercados Financieros

Crisis de liquidez es la nueva amenaza de la economía mundial

Publicidad
Publicidad

Mientras la crisis de Grecia sigue sin resolverse y se intensifica la presión por la deuda, la liquidez del sistema financiero se adelgaza creando nuevos miedos en los mercados. Puede resultar una paradoja que la crisis financiera en ciernes sea desatada por una crisis de liquidez en momentos en los bancos centrales de todo el mundo han vertido fuertes inyecciones de liquidez para luchar, entre otras cosas, con la deflación. El volumen de estas inyecciones alcanza la histórica cifra de 20 billones de dólares (U$D 20000000000000), más del 25 por ciento de todo el PIB mundial. Pero la evolución de los mercados financieros y su delgadez de crédito, unido al precario nivel de crecimiento, es el presagio de que la falta de liquidez anuncia sombríos tiempos por delante.

La creación de liquidez está asociada al riesgo y a medida que aumenta el riesgo de impago se seca la financiación. Este es un círculo vicioso que se retroalimenta hacia abajo y potencia el ciclo recesivo. A medida que baja la economía, el comercio, la demanda y la inversión, los flujos financieros se hacen más estrechos desestabilizando y asfixiando a la economía real. Prueba de este deterioro es la caída del comercio mundial. China, Europa y Estados Unidos han debilitado sus intercambios comerciales y de ello da cuenta el índice Baltic Dry que se encuentra en mínimos históricos.

Mínimos de 40 años

El índice Baltic Dry se encuentra en mínimos de 40 años y el elevado déficit comercial de Estados Unidos (el mayor en siete años, ver gráfica)) dan cuenta de que el sistema se tambalea en una cuerda floja a punto de romperse. La fragilidad del sistema se ha hecho evidente y las caídas bursátiles de este martes (con el Dax alemán deslizándose -2,51%, el Ibex español -2,74%, el FTSE inglés -2,76 o el francés Cac -2,22%) es un tibio prolegómeno de lo que viene. No es hora de comprar porque la demanda y la inversión viven niveles de asfixia. Las políticas del dinero barato de los principales bancos centrales del mundo (Reserva Federal, BCE y Banco de Japón) han cimentado las bases de la destrucción masiva de la economía y la próxima recesión implicará nuevas pérdidas masivas a los contribuyentes.

Baltic Dry Index 20150506

El mundo se dirige a una trágica deriva de mayor desigualdad por los errores de diseño del sistema financiero que permitió el más abultado nivel de abusos masivos. El colapso del sistema financiero de 2008 solo fue diferido por las políticas de Ben Bernanke y la impresión de dinero barato y los estímulos cuantitativos. Lo que no ocurrió en 2008 está por llegar en 2015. El desmoronamiento del sistema financiero ponzi (o pirámide invertida del dinero) está en pleno desarrollo. El índice Baltic Dry llegó a los 580 puntos en su nivel más bajo en cinco años. Hay que recordar que el año 2008 superaba los 11.000 puntos.

Esto confirma que la aparente calma de los mercados financieros y el hinchamiento de nuevas burbujas ha enmascarado la verdadera crisis. El precio de los bonos de deuda soberana ha comenzado a desplomarse provocando un fuerte aumento en sus rendimientos revirtiendo la tendencia a la baja en la prima de riesgo y haciendo que países como España, Italia o Estados Unidos paguen más por la deuda. Son los signos de la falta de liquidez que sufre el sistema ante los gigantescos desequilibrios que se han cimentado entre la esfera financiera y la esfera real, que corren por caminos separados confirmando que la teoría de la neutralidad del dinero se da sólo bajo circunstancias muy especiales. Cuando la economía se ha hecho altamente dependiente de la deuda, el dinero no puede ser neutral. Y así lo confirma la guerra de divisas desatada a escala global.

La debilidad de los datos de comercio de Estados Unidos, entregados el martes (gráfica que encabeza este post), es una de estas aristas. El déficit en la balanza comercial de Estados Unidos fue significativamente más alto que todo lo esperado: 51.400 millones de dólares. Una cifra de esta magnitud no se conocía desde fines de 2008. Se despeja así la falsa fortaleza del dólar para los mercados financieros dejando bajo sospecha al euro y al yen. Hasta Bill Gates y Warren Buffet llamaron a crear una canasta de monedas, en la que se incluyera al yuan chino, pare terminar con la incertidumbre del dolar como divisa mundial. El dolar ha terminado siendo el principal enemigo para la economía de Estados Unidos. Y un dólar débil es también una gran amenaza para los productores europeos.

En El Blog Salmón | La economía vuelve a tambalearse en la cuerda floja, El impacto global de la desaceleración china

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio