Publicidad

Ideas de Trading: Deja correr las ganancias, pero sin correr demasiado

Ideas de Trading: Deja correr las ganancias, pero sin correr demasiado
6 comentarios

Publicidad

Publicidad

Una de las grandes dudas una vez se afronta la operativa diaria del trading consiste en decidir si ejecutar las operaciones con un beneficio objetivo prefijado y en el que no hay que hacer más que esperar a que sea alcanzado, o bien asumir una gestión mucho más activa de la posición, intentando llevar a cabo ese elemento mágico del trading: dejar correr las ganancias.

Decenas de traders y miles de libros hablan de las bondades y las maravillas de dejar correr las ganancias. "Limitar pérdidas e ilimitar ganancias". ¡Claro! Esa es la fórmula mágica del trading. El Santo Grial que todos buscamos desesperadamente. Y entonces, ¿por qué nos dejamos las plumas por el camino, y a veces ni tan siquiera llegamos ni a rozarlo?

Es muy sencillo de explicar: por cómo funciona nuestra mente. A menudo insisto en la necesidad de reprogramarse para hacer trading, pero hasta que uno no se planta ante un gráfico y toma una operación intradía en real, no alcanza a entender con toda su magnitud lo que significa ese concepto. Y digo en intradía porque es cuando se agudizan todos estos sesgos.

Efectivamente: la tendencia humana es a aguantar estoicamente las pérdidas, alentados por la esperanza de una recuperación, mientras que en el caso en el que una operación se mueve a nuestro favor, queremos materializar cuanto antes ese beneficio, no vaya a ser que el precio se de la vuelta y "palme" lo poco que he ganado. Esto nos lleva a una operativa en la que ilimitamos las pérdidas y limitamos las ganancias. Justo lo contrario de lo que dicen los manuales.

Por suerte, los stop loss automáticos nos resuelven el 50% de ese problema, pues no nos permiten ni tan siquiera dudar en si aguantar una posición perdedora porque creemos que el precio se dará la vuelta tarde o temprano. Como es una cuestión de supervivencia y de preservar el capital, nadie que se considere trader debe dudar en este punto. Pero con las ganancias, la cosa cambia.

Maleta De Dinero

Cuando una operación es positiva, el planteamiento es distinto, pues lo único que está en juego es ganar más o ganar menos. Que no digo yo que dejar de ganar no sea doloroso. A menudo, el sentimiento de frustración es mucho mayor por haber estado fuera de una operación positiva que por estar dentro de una negativa. ¿Parece mentira, verdad? Pero sí, somos así: no soportamos perdernos las buenas oportunidades.

El sentido común (y los libros) dicen que lo adecuado en una operación positiva sería gestionar nuestra posición dejando correr al máximo los beneficios. Lo difícil es subirse a la ola. Si estás en ella, surféala hasta que que el cuerpo aguante. Pero hacer eso bien, es un arte que cuesta mucho llegar a dominar. En los primeros intentos de hacerlo, verás como aunque te esfuerces, ahogas tanto al precio moviendo tu stop para asegurar un mínimo de beneficios que cualquier mínimo movimiento correctivo te deja fuera de la operación.

Es decir, que aunque te creas que estás dejando correr los beneficios, en realidad lo que estás haciendo es ponerles una correa cortita por si las moscas. También pasa a menudo que el día que decides soltar de verdad a la bestia, ves como del beneficio máximo que ha tocado una posición ganadora, has acabado saliendo en un retroceso y llevándote sólo el 25% del total. Y cuando por dejar correr has perdido el 75% del posible máximo beneficio, te aseguro que se te quitan las ganas de golpe de seguir intentándolo.

Por eso, digan lo que digan los libros, yo te voy a dar un consejo: empieza operando siempre con un beneficio fijo. Es decir: en el momento que entres en una operación, busca siempre la misma cantidad de beneficio. Diez euros, cien euros o mil euros en función de la escala con la que trabajes en tu caso concreto. Pero introduce una orden "take profit", como se llaman, y simplemente olvídate (en sentido figurado).

Eso hará que vayas adquiriendo confianza y seguridad. Y como ya te he dicho que esto es pura psicología, con esa confianza y seguridad te será mucho más sencillo afrontar poco a poco el salto a la gestión dinámica de la posición ganadora. Al fin y al cabo, hasta que no seas capaz de ganar consistentemente 100 euros fijos, ¿cómo vas a lanzarte a intentar ganar 500 o 1.000? Para ser capaz de dejar correr las ganancias, tendrás que alcanzar un estado de desapego al dinero que ninguno tenemos en nuestros inicios en el trading. Y si no hay desapego al dinero, se te comerán tus emociones. A ti y a tu cuenta.

Imágenes | Wikimedia, Pixabay

Serie de Trading en El Blog Salmón | Ideas de Trading

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir