Publicidad

Ideas de Trading: la necesaria mentira del simulado

Ideas de Trading: la necesaria mentira del simulado
6 comentarios

Publicidad

Publicidad

Antes de operar en real y jugarte tu dinero en el mercado, sería conveniente que operaras en simulado durante un tiempo. ¿Os suena este consejo? Seguro que sí. Es habitual acercarse al mundo de las inversiones con toda la cautela posible, y parece que nada suena más cauteloso que operar con riesgo cero.

Entonces, ¿es necesario pasar una etapa previa en simulado antes de saltar al real? Sí, por supuesto. No hagas demasiado caso a quien te diga lo contrario. Pero mucho cuidado, porque debes ser siempre muy consciente de que operar sin dinero real es un juego a menudo muy alejado de la dura realidad, en la que todo lo que huela a juego no tiene cabida.

Si hay algo imprescindible por lo que debes pasar una temporada operando en simulado con alguna cuenta demo que te facilitarán 12 de cada 10 brokers a los que se la pidas, es sin lugar a dudas, entender la plataforma con la que vas a poner en riesgo tu dinero en cuanto des el salto al real.

No puedes afrontar una operación en real sin tener una seguridad absoluta de manejo de la plataforma con la que introduces tus órdenes. Debes dominarla casi instintivamente, como cuando uno aprende a cambiar las marchas del coche sin apenas pensar en qué está haciendo.

Ser capaz de dominar y explotar todos los recursos que tu plataforma de trading te proporciona será un factor clave de éxito cuando empieces a operar en real. Tienes que saber moverte entre los diferentes gráficos temporales, ser capaz de manejar las medias móviles a conveniencia, introducir una orden de compra limitada con su stop loss asociado, o deshacer tu posición a mercado de inmediato si aparece algún “cisne negro”.

Plataforma De Trading

Hasta que no tengas una sensación de absoluto control sobre la plataforma con la que operarás en real, ni se te ocurra poner en riesgo ni un euro de tu cuenta. Lee manuales, prueba todo lo que se te ocurra y exprime la plataforma hasta sus límites. Para eso está el simulado, en buena parte.

Otro punto muy importante por el que será conveniente que pases un tiempo en simulado, será que le vayas cogiendo el pulso al mercado que pretendas operar. Al final, las horas de pantalla son un bagaje fundamental para ser capaz de entender cuando tu mercado es operable y cuando no, o las horas en las que los movimientos son mejores para tu sistema. Sé muy curioso. Observa todo lo que se te ocurra. Prueba indicadores, diferentes tipos de gráfico y diferentes entradas. En la fase del simulado es cuando toca experimentarlo todo, para darte cuenta de que realmente acabarás necesitando muy poco de todo eso.

Entonces, ¿por qué me atrevo a decir que el simulado es una mentira? Precisamente por eso: porque es una mentira. En realidad, no estás operando con tu dinero, y eso lo cambia todo. Una vez controles plataforma y mercado, debes saltar al real lo antes posible. Tus sensaciones y emociones en real, una de las grandes barreras para lograr el éxito en el trading, serán demoledoras, y no tendrán nada que ver con las del simulado. La teoría dice que debes operar en simulado como si estuvieras haciéndolo en real. Pero eso es imposible a la práctica. Especialmente en tus primeras etapas como trader, verás que la distancia entre simulado y real es abismal a nivel emocional. Esa es la primera gran piedra que encontrarás en tu camino.

Siempre digo lo mismo a todo aquel que me pide consejo: nunca he aprendido tanto como lo que aprendí en mi primera semana de trading en real. Podría haber estado tres meses más en simulado, que jamás hubiera avanzado todo lo que avancé esos días. Los que ya hacéis trading más o menos habitualmente, ¿no recordáis esas sensaciones al tomar vuestra primera operación en real? Esos nervios, esos temblores, ese agobio… Desde luego, algo que nunca habíais sentido en simulado. ¿Me equivoco?

Imágenes | Wikimedia, Wikipedia

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir