Compartir
Publicidad

La escalada del oro: ¿realidad o burbuja?

La escalada del oro: ¿realidad o burbuja?
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El precio del oro es un instrumento que ha servido históricamente para evaluar la incertidumbre en el mercado financiero, ya que ha sabido siempre interpretar la estabilidad de las divisas. Hasta 1971, la importancia de este metal era tal que incluso se empleaba como patrón monetario, pero esto no iba a durar mucho tiempo, pues en el momento que EEUU tuviese la necesidad de aplicar politicas monetarias expansivas tendría la obligación de eliminar la paridad dólar-oro fija.

Hasta entonces, como se había acordado en Bretton Woods, el precio fijo era de 35 dólares por onza. A partir del 71, la desición provocó una escalada del precio que se estancó en 1980, cuando el oro empezó a caer en el ostracismo, y su evolución comenzó a ser tendencialmente bajista. En 2001 el oro alcanzó un mínimo y desde él parece que intenta resurgir mediante una figura clásica del capitalismo: la burbuja. Hacia el año 2000 el precio del metal rondaba los 300 dólares por onza y a finales de 2010 ha llegado a marcar los 1.400 dólares, es decir, se ha multiplicado casi por cinco en 10 años.

La causa de esta reciente tendencia exponencial se encuentra en el intenso avance de la demanda especulativa de oro. A ello han contribuido dos cosas: la evolución positiva de la economía mundial durante la primera década del siglo XXI y la aparición de la crisis financiera internacional. Al contrario que para otros negocios, la crisis ha provocado efectos positivos en este sector por considerarse un valor refugio para los inversores. Un reflejo de ello lo observamos en nuestras ciudades con la propagación de locales de recolección, los ya típicos “Compro Oro”.

A estas dos razones se les ha unido una tercera: la debilidad del dólar. Despues de la crisis de 2007 la politica monetaria ha sido enormentente expansiva tanto en EEUU como en Europa. Los tipos de interes bajos crean en los inversiones la sensación de que la inflación se acerca, y el oro sabe interpretar esto. El problema es que se está empezando a caer a la vez en un error parecido al que hace poco tiempo cometieron muchos españoles con la vivienda: la compra de activos de escasa rentabilidad real con la esperanza de venderlos más caros en un futuro próximo. Es un fenómeno derivado del exceso de confianza en un activo.

Las preguntas que finalmente caben plantearse son: ¿Es burbuja o no es burbuja? Una parte del comportamiento es burbuja, la otra tiene bases firmes. ¿Podría crear esta nueva burbuja una crisis de tales dimensiones como la financiera mundial o la inmobiliaria española? Rotundamente creo que no. La razón estriba en que el gasto medio de las familias en oro es de un tamaño ínfimo en relación al gasto total. No ocurre así en el caso de inversiones financieras o, sobre todo, inmobiliarias, que tienen un peso bastante mayor.

En El Blog Salmón | Invertir en oro ¿si o no?, El oro, ¿valor refugio o nueva burbuja?, ¿Qué o quien impulsa al alza el precio del oro?
Vía | Oro y Finanzas
Imagen | BullionVault

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos