Publicidad

Operando en Forex: La estrategia del hedging

Operando en Forex: La estrategia del hedging
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Seguro que en más de una ocasión habrás oído hablar del concepto hedging en el contexto de la operativa en los mercados financieros. En Forex es una técnica muy habitual para cubrir posiciones abiertas limitando el riesgo en las mismas, y es por ello que todo trader que opere en Forex debería conocer esta técnica, aunque decida finalmente no utilizarla.

De entrada, es importante remarcar que la estrategia del hedging puede considerarse totalmente defensiva. No es una estrategia que busque inicialmente obtener operaciones con beneficio, sino que simplemente puede ser de gran utilidad para no cerrar anticipadamente una operación con pérdidas cuando la lectura de mercado que hacemos sigue indicándonos que estamos posicionados en el sentido correcto.

Es habitual tener que cerrar una operación con pérdidas cuando por gestión monetaria no podemos soportar una cantidad de pips en contra elevada. Pero cerrar la operación no deja de ser confirmar esa pérdida temporal que estamos sufriendo en la misma, cuando es posible que tarde o temprano el mercado vuelva a adoptar la dirección a favor de esa operación y lo que eran pérdidas se tornen en ganancias.

Cómo ejecutar una estrategia de hedging

La técnica del hedging facilita el poder seguir dentro de una operación perdedora sin que por ello estemos soportando una cantidad de pérdida mayor a medida que el precio se mueve en nuestra contra. ¿Cómo se consigue eso? Es muy sencillo e intuitivo: simplemente hay que tomar una posición contraria a la operación principal para cubrir el riesgo máximo que estamos dispuestos a asumir en ella.

Hedging

Con un ejemplo se entiende mucho mejor: si compro un lote de EURUSD en 1,0845, está claro que obtendré beneficios siempre que el precio suba y pérdidas si el precio baja. Pero es posible que el precio no tome inmediatamente una posición alcista en el momento de nuestra compra, por lo que podríamos cubrir las pérdidas iniciales en las que pueda incurrir esa operación vendiendo simultáneamente un lote del EURUSD en esa misma zona de precios del 1,0845.

De este modo, por mucho que baje el precio en una fase inicial, todo lo que esté perdiendo con mi operación principal de compra lo ganaré en la posición de venta, por lo que mi resultado será neutro. Con esta estrategia de hedging podré esperar a que el EURUSD efectivamente tome la dirección esperada y entonces podré cerrar la operación corta de cobertura y mantener abierta únicamente la operación principal de compra, reportando beneficios en mi operativa.

En realidad, el hedging es bastante más complejo que eso, pues uno puede “hedgearse” en divisas o productos diferentes con correlación negativa, puede hacer hedging usando derivados como las opciones, pueden abrir posiciones de hedging con cantidades parciales, variando la relación de cobertura de la posición, puede activar la operación de hedging a una distancia determinada de la principal, y un largo etcétera.

Pero nunca debe olvidarse que el hedging implica el pago de una doble comisión, ya que se están abriendo dos operaciones, y que debe gestionarse dinámicamente, porque en el extremo, de no hacer absolutamente nada con las dos posiciones contrarias abiertas, limitaremos por completo las pérdidas, pero también las ganancias.

Más en El Blog Salmón | Operando en Forex

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir