Compartir
Publicidad
Publicidad

Qué es la buena regulación, según el Bundesbank

Qué es la buena regulación, según el Bundesbank
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En unos recientes discursos uno y dos del Dr Andreas Dombret, miembro del comité ejecutivo del Deutsche Bundesbank, nos habla de lo que es la buena regulación del sistema financiero y resalta que la crisis financiera nos ha dado lecciones y el principal de estos es que el sistema financiero es global en su alcance, y como consecuencia, requiere una regulación global.

En su análisis dice que esta dimensión global tiene tres elementos y que debe ser coherente en los tres, que resumo a continuación:

  • Que la regulación debe ser coherente cruzando fronteras y regiones. Cuando los participantes en el sector financiaro ven que la regulación varía de país a país, hay un riesgo de arbitraje regulatorio, es decir que los bancos transfieren sus negocios a países con la regulación más ligera.
  • Sin embargo, la regulación no sólo tiene que ser coherente entre los países y regiones, sino también entre los distintos tipos de sector financiero, donde también hay riesgo de arbitraje regulatorio. Un ejemplo es el crecimiento de la industria de la banca en la sombra, donde las empresas financieras hacen negocios que crean riesgos bancarios con productos financieros que sufren poca regulación.
  • Los tipos de regulación también deben ser coherentes, por ejemplo, unificando las normas de capital en las distintas jurisdicciones. También hay diferencias de respaldo capital para los distintos productos financieros y estas diferencias se deben hacer homogéneas. Finalmente, también hay que cambiar la idea de riesgo que siempre se han mantenido. Por ejempleo, la época dode la deuda estatal es considerada de poco riesgo ya no es válida.

Los principios cara al futuro que nos describe para garantizar una buena regulación son los siguentes:

  1. La regulación tiene que ser flexible y capaz de seguir el ritmo de la evolución del sistema financiero.
  2. La regulación debe ser tan simple como sea posible y tan complejo como sea necesario.
  3. La regulación tiene que ser coherente en términos de su contenido, así como a través de las fronteras, las regiones y los sectores.
  4. La regulación debe estar guiada por el principio de proporcionalidad, es decir, que tiene que ser posible cumplir.

Afortunadamente, admite que estos principios no permita resolver todos los problemas de regulación en cada caso, sin embargo, dice que dan un punto de referencia para la evaluación de las disposiciones reglamentarias.

Ya nos podemos sentir todos tranquilos y dormir por las noches.

En El Blog Salmón | Jens Weidmann nos habla de la regulación y los peligros cara al futuro

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos