Compartir
Publicidad

Los nuevos contratos de trabajo en España: debemos caminar hacia el contrato único

Los nuevos contratos de trabajo en España: debemos caminar hacia el contrato único
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El paso que ha anunciado Fátima Báñez en la simplificación de la contratación laboral con sólo 5 contratos de trabajo es el primer paso para establecer un nuevo marco de relaciones laborales que usen fundamentalmente el contrato indefinido como norma de contratación y que dicho contrato, tenga una indemnización por despido creciente.

El daño de la dualidad en el mercado de trabajo es una evidencia que ha hecho que la inmensa mayoría del paro registrado haya sido en el ámbito de la contratación temporal,que tengamos dos niveles de trabajadores y que la mayoría de empresas tienen pánico a la contratación indefinida por las indemnizaciones a pagar si a medio plazo, la empresa comienza a ir mal. ¿Cómo articular este nuevo esquema de contrato único?

Acotación clara de contratos temporales y contratos formativos

Tenemos un segmento empresarial que funciona en temporada (por ejemplo turismo o agricultura) y otro segmento que tiene picos de producción como puede ser la industria. Es decir, hay empresas en las que el uso de contratos temporales es perfectamente lógico y normal y ese mapa empresarial es perfectamente conocido o se puede justificar con facilidad. Ojo, esta adaptación tiene que reflejar perfectamente también que no se generen abusos de ley en la contratación formativa y en prácticas.

Pero el resto de empresas que no encajan en el mapa anterior, el uso de contratos temporales es un mero instrumento de precarización por el miedo existente a la contratación indefinida y a la mentalidad discriminatoria que presenta un amplio colectivo de empresas. Basta con ver por ejemplo el número de contratos indefinidos que se realizan a mujeres en la franja de edad entre los 25 y 40 años comparados con los contratos indefinidos a hombres dentro de las pymes. Si se articula un único contrato indefinido para la contratación laboral como régimen general de contrato, no existirán estas diferencias. Ahora bien, es imprescindible la entrada de la indemnización creciente en estos contratos.

El modelo de indemnización creciente en los contratos indefinidos

Esta simplificación contractual, debe completarse con un esquema de indemnización creciente por despido en los contratos indefinidos. Es decir, se puede partir de una indemnización de 8/10 días para el primer año trabajado y aumentar en 2/3 días esta indemnización por cada año adicional hasta alcanzar los topes de 33 días por año trabajado.

Con este esquema, las preferencias para realizar una contratación temporal o indefinida es neutra, máxime aún si se coloca una indemnización para la contratación temporal superior a la contratación indefinida, porque está perfectamente claro que simplificar la rotación laboral en las empresas mejora la productividad en las empresas y dota de mayor estabilidad a todo el mercado laboral.

Ahora bien, si vamos a preferir que las empresas sigan realizando contratos temporales de manera abrumadora para reemplazar a los trabajadores, antes que implantar una indemnización creciente cambiando las reglas de juego, flaco favor le haremos a la economía y a la estabilidad del mercado laboral. Desde luego, Gobierno y Agentes sociales deben sentarse para analizar friamente las alternativas favorables que presenta el contrato único, máxime aún con la bochornosa tasa de paro que tenemos ahora mismo.

En El Blog Salmón | Contrato único, Nuevos contratos de trabajo en España

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio