Compartir
Publicidad
Pensiones en España: tenemos un problema
Mundo Laboral

Pensiones en España: tenemos un problema

Publicidad
Publicidad

Los Presupuestos de 2017, si logran aprobarse, dejan claro que hay algunos problema en España que, lejos de resolverse, se están agravando. Y el pricipal es el gasto en pensiones. Este año subirá en 4.200 millones de euros, un 3,1% más que el año anterior. Y el gasto total roza los 140.000 millones de euros al año, un 40% del gasto total del Estado.

¿Por qué suben tanto? Por un lado están cuasicogeladas, pero el 0,25% mínimo de incremento que fijó el Gobierno de Rajoy en la última reforma del sistema de pensiones contribuye a esta subida. Pero también el aumento de pensionistas y la subida de la pensión media de los nuevos pensionistas.

Préstamo del Estado a la Seguridad Social

Además los Presupuestos este año recogen una novedad: el Estado prestará a la Seguridad Social más de 10.000 millones de euros para hacer frente a las pensiones. Y es que la hucha, el Fondo de Reserva de la Seguridad Social, que ya solo tiene 16.000 millones de euros, no da para cubrir el desfase de este año entre ingresos y gastos (que será de 18.000 millones de euros). Hemos llegado al punto en el que las cotizaciones y lo que había ahorrado no es suficiente para pagar las pensiones.

16447257572_619815228d_o.jpg

El problema demográfico es el que es y las soluciones son complicadas y desde luego no mágicas. Lo que está claro es que si queremos que el sistema de pensiones se salve hay que compensar ingresos y gastos del sistema. Para ello hay algunas cosas que se pueden sacar fuera de la Seguridad Social (pensiones de viudedad, por ejemplo), pero sobre todo hay que decidir si queremos seguir teniendo un sistema contributivo en el que la pensión es proporcional a lo cotizado, o uno de beneficencia, en el que da igual lo aportado, la pensión es igual para todos (y baja).

Una vez decidido hay que equilibrar ingresos y gastos, y esto significa que cuando se jubile el baby boom que duró hasta los años 70, las pensiones van a ser más bajas. El límite mínimo de incremento de las pensiones del 0,25% no puede seguir ahí. El sistema de revalorización fijado en la última reforma es bastante bueno, tiene en cuenta los ingresos y gastos, la esperanza de vida, etc. Pero se le puso un límite inferior porque bajar las pensiones año a año es impopular, a pesar de que los índices de pobreza en las personas mayores en España están bajo mínimo y estamos dejando fuera a otros colectivos con menos peso electoral.

Chapuzas que tienen impacto

La chapuza que estamos haciendo este año, es decir, destinar parte de los Presupuestos del Estado a la Seguridad Social, es insostenible. Si seguimos así, sin hacer nada más, llegará un día en que dediquemos casi todo lo recaudado a las pensiones. Y la gente que no recibe pensiones contributivas pero sí paga impuestos (por ejemplo, el IVA) se quejará con razón de que su dinero va para un colectivo determinado que además vive bastante bien (comparado con otros). Si queremos financiar la Seguridad Social con impuestos hay que pasar a un modelo de pensiones no contributivas para todos, con pensiones bajas e iguales.

8195670637_368fcaf66d_o.jpg

Esta idea no es muy popular, pero es básicamente lo que está haciendo el Gobierno cuando año tras año sigue subiendo la base de cotización máxima y mantiene congelada la pensión máxima, al mismo tiempo que la mínima sube. Cuando se encuentren la mínima y la máxima estaremos en un punto en que todos los pensionistas cobren lo mismo, y será poco. No tomar decisiones impopulares al final nos lleva al mismo sitio pero sin darnos cuenta y con un gran déficit en el camino.

En El Blog Salmón | ¿Y si España cambiara su sistema de pensiones por uno de capitalización como el de Chile?, ¿Puede ser sostenible un sistema de reparto de la Seguridad Social?

Imagen | Keith Williamson, Leon F. Cabeiro, TheTimeTraveler!

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio