Compartir
Publicidad

Seguir al rebaño - borreguismo laboral

Seguir al rebaño - borreguismo laboral
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Muy interesante el post que Seth Godin dedica a lo que él llama sheepwalking, y que podemos traducir perfectamente por el más castizo "borreguismo". En él, reflexiona sobre la tendencia esquizofrénica que podemos observar todos en el mercado laboral de hoy en día. Por un lado, a los directivos se les llena la boca con eso de que "las personas son el activo más importante de esta empresa". Pero mientras tanto, crece la inestabilidad laboral, aumenta la temporalidad, los sueldos bajos, los trabajos poco cualificados. Se requieren cada vez más perfiles más planos, capaces de seguir unos procedimientos establecidos por alguien de la organización, con la iniciativa adormecida, que protesten lo menos posible. Borregos que sigan el camino del rebaño que marca el pastor.

¿Cómo es posible? Podríamos hablar de tres factores diferentes que confluyen en esta situación. Por un lado, un sistema económico que ha alcanzado cotas impensables en la automatización de tareas. Todo lo que es posible que haga una máquina, lo hace. Sólo queda intentar que, lo que no puede hacer una máquina, lo hagan las personas pero con las mismas condiciones: con un coste cada vez menor, con una eficiencia "de máquina", que sigan el procedimiento sin cuestionárselo.

Por otro lado, el sistema educativo nos enseña, desde niños y durante toda la vida de estudiante, a destruir nuestro espíritu crítico. Y es que resulta más sencillo educar para ser borrego que educar para cuestionar lo establecido. De hecho, también es más fácil gestionar borregos que gestionar otros perfiles: instrucciones claras, palo y zanahoria y poco más.

Finalmente, las propias personas que pasamos a engrosar la rueda económica y que, muchas veces sin darnos cuenta, actuamos como borregos: consumismo, conformismo, rutinas... también es más cómodo seguir la corriente que nadar contra ella.

Cambiar el rumbo no es sencillo. Exige detenerse a reflexionar, identificar el problema y tomar la decisión consciente de luchar contra ese montón de estímulos que nos guían para seguir haciendo lo que siempre hemos hecho. Y también hace falta que desde las escuelas, y desde las empresas, se empiece a incentivar este otro comportamiento. Como dice Seth Godin, el éxito de las empresas en los tiempos recientes está basado en esto.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos