La tecnología inteligente llega al sector de las alarmas para brindar una seguridad más personalizada y eficaz

La tecnología inteligente llega al sector de las alarmas para brindar una seguridad más personalizada y eficaz
Sin comentarios

Verse obligados a parar es una decisión dura para cualquier negocio. Lo sabemos bien por la experiencia reciente: el PIB español ha caído un 8,9 % el pasado año debido, en gran medida, a los parones motivados por la pandemia. Pero sabemos, además, que, tras la reapertura, hay que luchar muy duro por recuperar la normalidad.

Como enseñanza, hemos extraído que la continuidad de los negocios hay que trabajarla de forma constante e inteligente. En ese sentido, las amenazas de seguridad en los establecimientos físicos son un reto especial. Un incidente puede obligarnos a cerrar por unos días, pero el miedo puede perdurar por más tiempo.

La buena noticia es que la tecnología va avanzando con gran rapidez y se crean alianzas que dan lugar a soluciones donde se reúne lo mejor de los dos mundos para responder con eficacia a las necesidades de todo tipo de negocios. Así, ha nacido en marzo de 2020 Movistar Prosegur Alarmas, dirigida a particulares y empresas con un pie en la innovación y otro en la seguridad fruto de la alianza entre Prosegur y Movistar.

Ya no basta con la instalación de una alarma, una cámara de seguridad y un detector de movimiento, sino que el hardware se hace más sofisticado e invisible, las comunicaciones más eficientes y los servicios más completos. Así, se introduce incluso la inteligencia artificial para detectar patrones y analizar qué es normal y qué sospechoso, de modo que sea factible adoptar en tiempo real soluciones para que todo el sistema de seguridad sea siempre sólido y robusto.

Dejando al margen al usuario privado, se trata de un esfuerzo por generar una confianza en los negocios que les permita continuar con su actividad productiva sin miedo a sentirse vulnerables o indefensos ante un potencial ataque.

Qué preocupa a los negocios

En principio, hay dos grandes preocupaciones. Por un lado, los hurtos, que se producen cuando alguien toma las cosas ajenas sin que medie violencia. La última 'Estadística de Condenados' del Instituto Nacional de Estadística nos muestra 71 671 condenados por hurto en España en 2019. Son todo un reto para los negocios, pues muchos solo son percibidos tras hacer inventario y exigen protocolos avanzados de prevención y detección temprana.

Por otro, los robos, que en 2019 supusieron un total de 24 004 condenas en España. Aquellos en los que se fuerzan las cosas para acceder al inmueble o abandonarlo añaden al impacto económico de lo sustraído el posible daño a elementos de seguridad como verjas, tapias, puertas, ventanas, cerraduras, armarios, etcétera. Mientras, los que se cometen con violencia o intimidación hacia las personas, los atracos, suelen dejar a las víctimas en una angustiosa situación y conllevar cierta repercusión social.

Hurtos y robos son las grandes preocupaciones, pero no las únicas

Junto a estas dos grandes inquietudes, hay otras como la entrada u ocupación ilegal del local, la intromisión en documentos físicos confidenciales o los actos vandálicos, como rotura de lunas, cierres, etcétera. Y son preocupaciones que no se toman vacaciones. Es más, se calcula que durante el verano se produce una cuarta parte de los robos, tal como refleja el estudio Retail Security in Europe elaborado por la empresa de seguridad Crime&tech con el apoyo de Checkpoint Systems. Según dicho estudio, los daños por robos en comercio minorista ascenderían a 635 millones de euros en la temporada veraniega de 2019. Y hoy, en 2021, con el impacto en la economía de la crisis del coronavirus, los negocios no están por la labor de soportar semejantes pérdidas.

La respuesta tecnológica

Emprendedora

La tecnología es un aliado desde la prevención hasta la actuación en caso de incidente

El mercado de sistemas de seguridad en España cerraba el año 2020 con un valor de 2375 millones de euros, según un estudio del Observatorio Sectorial DBK de INFORMA, y representa un sector en auge a pesar de un pequeño retroceso experimentado durante la pandemia. De hecho, la implantación de sistemas de alarmas en nuestro país se encuentra por debajo del 10 %, aunque algunas fuentes afirman que es el cuarto país del mundo, y el mayor de la Unión Europea, en número de alarmas.

El desarrollo tecnológico en dispositivos y comunicaciones ha facilitado esa penetración con equipos, accesorios y servicios cada vez más avanzados para lograr un exhaustivo control. En muchos casos, se acompañan de una app al servicio del cliente para monitorizar en tiempo real la situación de su negocio desde cualquier lugar.

Desde la placa disuasoria que advierte que el establecimiento está protegido hasta las modernas cámaras de videovigilancia, los elementos más importantes de un sistema de alarma son los siguientes:

  • Cámara IP para visualizar y grabar imágenes. La propuesta de Movistar Prosegur Alarmas está conectada con su Central Receptora de Alarmas (CRA), cuenta con gran ángulo de visión, tecnología LED infrarroja para favorecer la visión nocturna y conexión a través de la app para acceder a las imágenes en tiempo real o a las grabaciones almacenadas en la nube durante 7 o 30 días.
  • Panel de comunicación que actúa como cerebro del sistema de seguridad recibiendo la información de todos los dispositivos y que está configurado contra los sabotajes.
  • Teclado que, en el caso de Movistar Prosegur Alarmas, incorpora la sirena para alejar a los intrusos. Además cuenta con botones de emergencia para enviar señales inmediatas a la Central Receptora de Alarmas si es preciso.
  • Mando a distancia que permite la conexión, desconexión, conexión parcial de la alarma o el aviso para emergencias. Movistar Prosegur Alarmas añade la opción de llaves inteligentes para realizar esta función sin necesidad de recordar claves ni usar un mando.
  • Detectores de movimiento con y sin cámara que mandan una señal a la Central receptora de Alarmas y, en caso necesario, se avisa directamente a la policía.
  • SAI, es nuestra batería auxiliar que asegura la alimentación del sistema en caso de fallo en el suministro eléctrico. El modelo de Movistar Prosegur Alarmas garantiza una doble vía de comunicación con la Central Receptora de Alarmas para que, ante un intento de sabotaje, la respuesta sea inmediata.
Alarma

El valor de la profesionalidad y la innovación

Por supuesto, el sistema de seguridad y los elementos que lo integran varía en función de la tipología del negocio y el tamaño del local. La propia Policía Nacional, en su 'Guía de Comercio Seguro', manifiesta que son los profesionales de la seguridad privada quienes mejor pueden asesorar de las necesidades reales para cada establecimiento, aportando la garantía y seguridad necesarias tanto a las personas como al inmueble.

Además, estos profesionales aseguran que las instalaciones son respetuosas con normas como la Ley de Seguridad Privada y con la Ley de Orgánica de Protección de Datos Personales y Garantía de Derechos Digitales.

Los profesionales de la seguridad son una importante herramienta en favor del cumplimiento normativo

Por eso, es muy importante contar con el apoyo de una extensa red de profesionales, como los más de 10 000 comerciales de Movistar Prosegur Alarmas, que asesoren sobre las necesidades del negocio y permitan mantener una comunicación permanente en el canal que necesitemos en cada momento (tienda, teléfono, en el local del cliente, internet, etcétera). Estos realizarán un estudio del negocio para proponer una solución personalizada.

Con completos kits que se adaptan a cada tipo de negocio, el servicio de Movistar Prosegur Alarmas parte de tres principios fundamentales:

  • La inmediatez en la respuesta. Los sistemas de alarma se sustentan en tecnología inalámbrica para comunicaciones más rápidas y seguras. El tiempo es crucial en situaciones de emergencia y, con el nuevo equipamiento, se reducirán los tiempos de comunicación entre la alarma y la Central Receptora de Alarmas para tener una actuación inmediata. La compañía dispone de una Central Receptora de Alarmas con personal propio y especializado y con aviso a la policía. Además, la función del Vigilante Acuda aporta un valor diferencial extra, ya que un vigilante experto en seguridad se desplazará hasta la empresa ante cualquier incidente para comprobar qué ocurre y abrirle la puerta a la policía.
  • Continuidad. Ya no solo es instalar una alarma y cámara de seguridad que están todo el tiempo funcionando, sino que también se gestiona el aviso a la policía durante las 24 horas del día los 365 días del año. De igual forma, las empresas podrán beneficiarse de un comercial de confianza que las orientará en todas las cuestiones relativas a la seguridad que puedan plantearse.
  • Inteligencia. Los sistemas de alarma de Movistar Prosegur Alarmas son sólidos y robustos, diseñados contra sabotajes y con doble vía de comunicación para evitar los inhibidores. Además, entra en juego la inteligencia artificial para identificar los patrones diarios del usuario (cuando llega a trabajar o cuando sale). De este modo, si la inteligencia artificia detecta que la alarma no ha sido conectada a la hora habitual, se le enviará una notificación recordatoria.
Peluqueria

Se trata de aportar tranquilidad al empresario en un mercado en expansión. Ya a finales de 2019, el sector registraba 1.124 empresas autorizadas para la instalación y mantenimiento de sistemas de seguridad y 147 habilitadas para operar en el ámbito de centrales receptoras de alarmas.

Junto a la prevención, es importante que la respuesta ante intrusiones sea dinámica y esté respaldada con las últimas innovaciones que las tecnologías de la información y las comunicaciones ofrecen. Asimismo, a di­fe­rencia de otras compañías, el servicio de alarmas para empresas de Movistar Prosegur Alarmas no exige cuota de alta y la instalación es gratuita.

En definitiva, avanzamos con paso firme hacia una concepción cada día más inteligente y a medida de la seguridad para empresas, pymes y autónomos. En un contexto que varía constantemente, experiencia y tecnología se dan la mano para generar la confianza que necesitan los negocios.

Inicio