Compartir
Publicidad

Estas son las perlas de José Carlos Díez, el gurú económico del nuevo PSOE

Estas son las perlas de José Carlos Díez, el gurú económico del nuevo PSOE
Guardar
20 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Entre bambalinas, la presidenta andaluza Susana Díaz sigue preparando el equipo con el que posiblemente aterrice en Ferraz si se cumplen los pronósticos que la colocan como próxima secretaria general del PSOE. En el apartado económico, parece que el asesor de cabecera de Susana Díaz será José Carlos Díez, popular economista conocido por sus colaboraciones en diferentes medios de comunicación. Al parecer, la relación se remonta a una llamada que la política andaluza hizo al economista tras haber leído su libro 'Hay vida después de la crisis'.

José Carlos Díez mantuvo una posición próxima al Partido Socialista en la era de Zapatero, llegando a ser considerado como uno de los economistas de referencia del partido de la rosa. Como tal, mantuvo una visión optimista sobre la economía española frente a quienes pronosticaban el advenimiento de una crisis. Un rápido vistazo a la hemeroteca nos sirve para comprobar las nulas capacidades predictivas del asesor de Susana Díaz.

Del 'mito' de la crisis...

En 2007, cuando la economía mundial comenzaba a mostrar síntomas de recalentamiento y ya se hablaba de posible crisis, el entonces profesor de la Universidad de Alcalá publicó un artículo en el que calificaba de 'pura sangre' a la economía española y trataba de desmontar los 'mitos' de quienes pronosticaban una crisis económica:

Explicamos con detalle los tres principales mitos que dominan el debate económico de los últimos años: la burbuja inmobiliaria, la insostenibilidad del déficit por cuenta corriente y el bajo crecimiento de la productividad.

Pocos meses después, la descomunal burbuja inmobiliaria española estalló. Miles de proyectos de construcción pararon en seco, enviando a millones de trabajadores al paro. Muchos ciudadanos se vieron atrapados en deudas hipotecarias muy superiores al valor real de sus viviendas. Todo el sistema financiero español comenzó a tambalearse por su excesiva exposición al sector inmobiliario. El déficit por cuenta corriente, en un contexto de crisis, acabó obligando a medidas tan peregrinas como la reducción de velocidad a 110 km/h. Y la baja productividad acabó corrigiéndose de la peor forma posible: con un enorme descenso de la población activa.

José Carlos Díez persistió en el error una vez que la crisis era una incontestable realidad. En 2009 se enorgullecía de que España tuviera "el sistema bancario más capitalizado y eficiente del planeta". Tras el colapso de las antiguas cajas, justo ayer conocíamos que el rescate del sistema bancario ha tenido una factura de 60.000 millones de euros para los contribuyentes españoles. También afirmó que "en 2010 veremos a la demanda embalsada volver al mercado, los precios se estabilizarán y subirán lentamente", cuando en realidad sus precios siguieron bajando durante casi un lustro.

...a las predicciones exageradas

Cuando el PP sustituyó al PSOE al frente del gobierno de España, Díez comenzó a cambiar su discurso sobre la crisis. Las predicciones de una crisis suave que iba a acabar rápido se tornaron en un sombrío panorama donde el paro subiría por encima del 28%, pronosticando que "la situación social será insostenible, y lo que no es sostenible acaba estallando". La situación, aunque grave, nunca llegó a tales extremos.

En twitter, además, llegó a predecir que Alemania entraría en crisis, que Rajoy sería remplazado ("los fantasmas de Papandreou y Sócrates sobrevuelan la Moncloa") y que en 2013 estaríamos "todos muertos" [sic] por las políticas de Draghi al frente del banco central. Parece, por tanto, que el optimismo o pesimismo de sus previsiones está claramente ligado al color político del gobierno.

En todo caso, tendremos que esperar a que Susana Díaz alcance el liderazgo el PSOE (si es que finalmente lo hace) para valorar el papel de José Carlos Díez como asesor económico de la oposición.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio
El futuro del trabajo

Ver más artículos