Compartir
Publicidad
Publicidad

El turismo de Túnez se desploma: el precio de una revolución

El turismo de Túnez se desploma: el precio de una revolución
Guardar
12 Comentarios
Publicidad

El ministro de Turismo de Túnez, Mehdi Houass, ha confirmado lo que todo el mundo sospechaba: que el turismo ha debido caer una barbaridad por los acontecimientos recientes. En enero el turismo cayó un 40%, y seguramente esté dando cifras hinchadas. Nadie quiere viajar a un país que tiene en marcha una revolución, y menos si su turismo era de playa y sol.

¿Cómo afectará esto a Túnez? Pues mucho. Hay que recordar que el turismo es uno de los mayores activos de Túnez, generando empleo a 400.000 personas (en un país de 10 millones de habitantes), siendo el segundo sector con más empleo después de la agricultura. El precio de la revolución será desempleo en ese sector y una reducción de ingresos por parte del Estado.

Y al igual que en Túnez, Egipto debe estar viviendo un fenómeno similar. Un país muy turístico, más aún en esta época del año que las temperaturas no son tan extremas, debe estar viviendo una merma de ingresos muy alta. En estos momento no debe preocuparles, ya que están más concentrados en cómo será su sistema político o en quién les gobernará, pero en la resaca de la revolución habrá problemas. Los nuevos gobernantes tendrán que hacer frente a más paro.

Pero ya sabéis lo que dicen, en aguas revueltas ganancia de pescadores. Y en este caso los pescadores somos los españoles. Nuestro turismo, sobretodo en Canarias, está viéndose positivamente afectado por estas revoluciones. Los turistas buscan destinos cálidos y alejados de países en conflicto. Y el sector se está poniendo las botas.

Vía | El Economista, Arsenio Escolar
Imagen | Víctor Hermida Prada

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos