Compartir
Publicidad

¿Merece la pena seguir pagando por la presencia?

¿Merece la pena seguir pagando por la presencia?
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Voy a referenciar un artículo en The Economist que tiene ya cierto tiempo. Habla sobre la educación de negocios a distancia, los MBA Online, para que nos entendamos. Parece que la educación online está pisando fuerte, incluso en algunos aspectos empieza a mejorar a la educación presencial. Puede haber un mejor contacto entre alumno y profesor. Además, es mucho más barata.

Para hacer un MBA en una de las mejores escuelas de negocio normalmente necesitamos estar uno o dos años sin trabajar, desplazarnos a otro país, sufrir los vaivenes de los tipos de cambio y otros inconvenientes como perder un año de salario y pagar una gran cantidad en tasas y alojamiento. En cambo para hacer un MBA a distancia, en la Open University, por ejemplo, tenemos cinco años para hacerlo en nuestro tiempo libre y unos precios más razonables. Podemos seguir viviendo en nuestra ciudad, seguir trabajando en la empresa (pactar una reducción de horario y sueldo, tal vez). No tenemos que dejar a nuestros amigos, o incluso a ver a la familia todos los días. Además estaríamos hablando de estudiar en una de las mejores escuelas de negocios a distancia, con un programa sólo unos puestos por debajo del Instituto de Empresa o de la Thunderbird School of Global Managment.

Uno de los riesgos que suele tener la educación online es que se ve como un estudio que se hace con poco rigor. Parece que responder preguntas online aumenta las probabilidades de engañar al profesor. En mi experiencia la educación online puede tener una carga de trabajo igual o superior a la tradicional, aunque la forma de evaluar ha de ser distinta.

No obstante, de momento no tienen la misma imagen un curso online que otro presencial. A la hora de encontrar un empleo importa la percepción que tenga nuestro empleador sobre nuestras cualificaciones. Mantener el empleo, es harina de otro costal.

Otro problema que tienen los cursos online es la falta de Networking. No es lo mismo los contactos que se hacen en persona que aquellos que se hacen mediante las nuevas tecnologías. Una persona física tiene voz, cara, forma de expresarse… En cambio la imagen de una persona virtual es distinta, está encerrada en la pantalla de nuestro ordenador. Hoy en día las redes sociales, Facebook por ejemplo, están supliendo mucho los defectos de la comunicación online, pero todavía queda por recorrer.

A pesar de estos defectos ¿tiene sentido seguir pagando por la educación tradicional? Los defectos de la online están disminuyendo a medida que mejora la tecnología. En cambio la educación presencial es cada vez más cara, implica incómodos desplazamientos…

Más Información El Blog Salmón | Las mejores escuelas de negocios a distancia Enrique Dans | Redefiniendo reuniones y conferencias Imagen | Gene Hun

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio