Compartir
Publicidad

Novagalicia y los 8.000 millones perdidos: ¿nos ha salido caro o barato?

Novagalicia y los 8.000 millones perdidos: ¿nos ha salido caro o barato?
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Mucho se ha hablado de los 8.000 millones de euros perdidos en el rescate de Novagalicia. Básicamente se rescató a un coste de 9.000 millones de euros y se ha vendido ya saneado por 1.000 millones de euros. Las pérdidas ya están asumidas y todo el mundo se ha llevado las manos a la cabeza.

Pero un debate que no se ha tenido, y es muy importante, es si nos ha salido barato o no. La cifra es abultada y la primera reacción es pensar que no, pero si algo es caro o barato es relativo (seguramente muchos lectores estarán de acuerdo que un Ferrari por 50.000 euros es barato, pero sigue siendo una cantidad importante de dinero; aquí podría ser igual).

¿Qué opciones había?

Lo primero es plantearnos qué opciones teníamos con Novagalicia. La del rescate, sanear y vender está clara y sabemos lo que ha costado, pero veamos las otras dos opciones que teníamos: dejarlo quebrar, y dejarlo quebrar con cobertura total de los depositantes.

Si dejamos quebrar la entidad los depositantes están cubiertos por 100.000 euros por titular. Esto significa un rescate a la chipriota, es decir, pérdidas para muchos depositantes. Aparte del coste social que esto puede tener (medianos ahorradores perdiendo parte de sus ahorros, empresas que no pueden pagar nóminas, vamos, nada nuevo después de lo visto en Chipre) habríamos tenido otras dos consecuencias.

La primera, el Fondo de Garantía de Depósitos hubiera tenido complicado cubrir dichos 100.000 euros por titular y por tanto habría tenido que haber una aportación extraordinaria del sistema financiero a este fondo. Tal y como está el sistema podríamos decir que el rescate se lo hubieran comido BBVA y Santander u otras entidades habrían tenido que quebrar. La otra opción es que el Estado aporte al fondo y ya estamos gastando dinero público.

El segundo efecto es el pánico bancario, todo el mundo a retirar su dinero de sus bancos y la casi segura quiebra del sistema completo. Las implicaciones son muy altas, ya que podemos tener un corralito, país a medio gas durante meses, etc. Una destrucción económica y bien rápida.

Si se decide quebrar el banco pero salvando los depósitos de todos. Esto tiene un coste inmenso para las arcas públicas (o para el BBVA y Santander si decidimos que el sistema se autorescate).

Pero... ¿cuáles son las cifras reales?

El problema es que saber cuánto hubiera costado cada opción es complicado, y debería ser el FROB el que nos lo dijera. Cuando los bancos empezaron a fallar y después de la quiebra del Lehman en EEUU en España se decidió que no iba a haber ninguna quiebra bancaria ya que el pánico sería lo peor que pudiera pasar. Pero hoy por hoy surgen dudas de si una liquidación ordenada hubiera sido más barata, incluso con aportaciones del Estado al Fondo de Garantía de Depósitos.

La otra opción hubiera sido una fusión completa del sistema financiero y que el BBVA y Santander asumieran todo. Pero ya en su día demostramos que no había dinero suficiente, incluso así faltaría dinero. Es decir, el sistema financiero en su conjunto nos iba a costar dinero, ya fuera a base de impuestos o a base de perder parte de nuestros depósitos.

Lo que necesita España en estos momentos en que perdemos tanto dinero con el rescate de una sola entidad es un análisis por parte de las autoridades que nos digan cuánto hubieran costado las otras opciones incluso si este análisis fuera "nos habría salido más barato una quiebra controlada". Porque parece que la opción de no dejar quebrar ningún banco ha sido tomada con dogmatismo y todavía nadie se ha replanteado si tomamos la mejor decisión posible o no.

En El Blog Salmón | ¿Por qué el sistema financiero español está quebrado y necesita la ayuda de Europa?, Banca venezolana entra al rescate de Novagalicia con una pérdida de 8.000 millones para el FROB

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio