Compartir
Publicidad

Turismofobia, un tiro en el pie en nuestro motor de crecimiento

Turismofobia, un tiro en el pie en nuestro motor de crecimiento
Guardar
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El pasado jueves cuatro encapuchados asaltaron un autobús turístico que circulaba por Barcelona en el que escribieron una pintada delantera en contra del turismo "el turismo mata los barrios".

Estos incidentes no han sido esporádicos sino que tienen un componente político. De hecho, el ataque fue reivindicado por Arran Jovent, un movimiento juvenil de izquierda radical vinculado a la Candidatura a la Unidad Popular (CUP), un partido anticapitalista que da apoyo al Govern de la Generalitat en el proceso independentista que ha comunicado que "Las acciones de visualización a través de la polémica se hacen necesarias para plantear estos debates dentro de la esfera pública y de forma ineludible".

Y a partir de este punto, Arran ha propuesto una serie de medidas como detener de manera inmediata la emisión de licencias de actividad para hoteles y empresas vinculadas al turismo, mayores impuestos para las empresas del sector turístico, o incluso la expropiación de las principales empresas de activos turísticos como pueden ser Port Aventura.

Estos no han sido los únicos actos de de turismofobia sino que también hemos visto intimidaciones a turistas en restaurantes y yates que se encontraban en el Moll Vell en Baleares realizados por Arran. Y ahora, por parte de las juventudes abertzales próximas a Bildu han impulsado una manifestación en plena Semana Grande en San Sebastián, -el cuarto destino de turismo urbano en España-.

Si bien estos hechos pueden parecer anecdóticos, la prensa internacional ya se ha hecho eco de estos incidentes, lo que supone en consecuencia una mala publicidad para empresas y trabajadores vinculados al turismo español.

La importancia del turismo en España

Las idílicas playas españolas, las obras arquitectónicas, las actividades de ocio nocturno y una atractiva cultura atraen a millones de turistas cada año, lo que repercute en una actividad turística que está en auge y supone uno de los grandes motores para el crecimiento de la economía española.

Se tiende a decir que el turismo es el petróleo de España y por ello, cualquier acción en contra de este pilar, como los últimos hechos recientes, pueden poner en riesgo todos los ingresos que recibe este sector que repercuten tanto en el tamaño del sector como en el volumen del empleo que genera.

El turismo tiene un peso del 11% sobre el total de su economía -datos del INE-. Con estos números, el turismo se ubica como el sector líder por excelencia y además, un cambio estructural en los últimos años, pues hace 10 años en el sector de la construcción era quien tenía un mayor peso sobre la economía con un total de 10,1% del PIB.

Sin embargo, el sector de la construcción se caracterizaba por ser un sector muy intensivo en capital, lo que estaba estrechamente vinculado con unas altas necesidades de apalancamiento. En consecuencia, la economía española tenía una mayor dependencia a la evolución de los tipos de interés. Por el contrario, el turismo

El turismo poco a poco va ganando peso sobre el total de la economía española. En el año 2010 el peso del turismo era del 10,2%, mientras que a cierre de 2015 el turismo ya representaba el 11,1% del total del PIB.

Img 1093

En materia de empleo, según los últimos datos disponibles del año 2015, el empleo vinculado al turismo supone 2,49 millones de puestos de trabajo es decir el 13% del total de puestos de trabajo de la economía. Uno de los factores de creación de empleo está en el turismo ya que en el año 2010, el total de puestos vinculados al turismo eran del 11,6% sobre el total del empleo.

Según el último informe de Exceltur, el año pasado el turismo creó 80.788 nuevos puestos de trabajo, lo que supone un ritmo de creación de empleo del 5,7% -el mayor de todos los grandes sectores de la economía- mientras que la economía creaba empleo a un ritmo del 3,3%.

El turismo está en cifras récord

España está de enhorabuena sumando cifras récord gracias al turismo. Durante el primer semestre del año, 36.366.010 turistas internacionales visitaron el país, una cifra que supone un récord con el incremento del 11,6% frente a los primeros seis meses de 2016.

Entre los principales visitantes, tenemos al Reino Unido con alrededor de 8,6 millones de turistas y Alemania con 5,5 millones, lo que supone un incremento del 9,1% y 9,6% respectivamente.

Durante estos primeros seis meses del año, el gasto de los turistas internacionales ha llegado a incrementarse un 14,8% frente al mismo periodo del año anterior, hasta alcanzar 37.217 millones de euros. Entre los que más gastan tenemos al Reino Unido, con 7.548 millones de euros, lo que supone el 20,3% del total del gasto.

Entre las principales comunidades autónomas que son receptoras de este gasto tenemos a Cataluña que recibió un gasto total de 8.187 millones de euros (un 22% sobre el total) y seguidamente tenemos a Canarias con 7.907 millones de euros (un 21,2% del total).

Img 1094

El turismo tiene gran importancia para España ya que el gasto medio por turista se encuentra en la actualidad en 1.065 euros, un 2,9% más frente al año anterior. Y asimismo el gasto medio diario asciende a 143 euros, un incremento del 4,9%.

Hechos puntuales que, por ahora, no pueden ser elevados a la categoría

Que se produzcan estos hechos, con cierto componente de violencia o intimidación para quién los sufre, genera en el país una mala imagen externa que los turistas tiende a tenerse en cuenta en el momento de elegir el destino turístico entre la oferta de los diferentes países.

España en el ejercicio 2015 fue el tercer país que más llegadas de turistas internacionales recibió con un total de 68,2 millones de turistas. En el Mediterráneo, competimos con Francia que lidera las cifras de turistas internacionales e Italia y Turquía que presentan el quinto y el sexto lugar respectivamente en llegadas de turistas internacionales.

España tiene a su favor que estos hechos de turismofobia, por ahora, parecen representar la excepción y no la regla dominante, por lo que no debería existir una repercusión fuerte para el dinamismo del sector. Además, los ataques terroristas sufridos en Francia y las fuerte tensiones en Turquía, conceden a España una oportunidad de substitución.

Img 1097

Los números son claros, en el año 2015, Francia y Turquía incrementaron la llegada de turistas en un 0,9% y un -0,8% respectivamente, mientras que España incrementó la llegada de turistas en un 5%. Por ello, el principal competidor para España, en el supuesto de que estos incidentes se agravaran, sería Italia con un sector turístico bien implantado con un alto patrimonio cultural y con un peso del 10% sobre el PIB italiano.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos