Compartir
Publicidad
Publicidad

Y tú, ¿con que cadena de televisión te fusionas?

Y tú, ¿con que cadena de televisión te fusionas?
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad


No me gustaría que pasáramos por alto uno de los movimientos empresariales que seguramente darán más que hablar en los corrillos empresariales en los próximos meses, actualmente parece que está pasando inadvertido para la gran mayoría de blogs económicos y la generalidad de la opinión pública, hablamos como no de la fusión de cadenas de televisión.

A partir de una conversación abierta sobre ello en Actibva pude entender la importancia de estos movimientos. Si hasta el gobierno que en algunas ocasiones tanto le cuesta mover las comas de ciertas legislaciones, ¡ha cambiado la legislación sobre las televisiones privadas! y sus licencias de participaciones recíprocas es que muy mal andan las cosas.

En primer lugar y aunque no sea el orígen de partida por el cual las cadenas privadas tienen la necesidad de pasar de ser amigas o hermanas a estar fusionadas, creo que gracias al punto global en el que parece que se va a enmarcar su sector empresarial a partir de 2010 con la llegada de la Televisión Digital Terrestre y la masificación de servicios de televisión se han visto un poco más necesitadas de buscar compañía.

El motivo real por que el las plataformas televisivas buscan amparo y agarrarse al clavo ardiendo de las fusiones entre sí, se debe a las enormes deudas y pasivos que arrastran desde hace tiempo; el ejemplo perfecto es La Sexta, que a pesar de su reciente creación como cadena y la ultimísima adquisición de los derechos de la Fórmula 1, ha tenido que revenderlos de mala manera a las cadenas autonómicas para sacar algo en claro de dicha operación.

En definitiva y siendo sinceros, lo que están intentando conseguir las cadenas privadas con estas fusiones es un efecto ruido bastante claro, en donde puedan generar sinergias de refinanciación de deudas, ahorro de costes, así como un mayor nivel de ingresos gracias a mejores pactos estratégicos con los grandes intermediarios de publicidad para televisión. Es una forma de conseguir un buen resultado, desde el punto de vista empresarial, la única quizá.

El Estado además ha demostrado que está muy por la labor de ello, que ayudará de forma clave todo lo necesario, ayer mismo se dio como comentábamos anteriormente luz verde a un proceso de fusión entre ellas desde el Congreso de los Diputados siempre y cuando no se supere, por miedo imagino a situaciones monopolísticas, una media global de más del 27% de cuota de pantalla; es decir cualquier opción es posible entre Cuatro, La Sexta, Telecinco y Antena 3 salvo la opción de la fusión de estas dos últimas.

Cuatro se encuentra en pleitesia judicial a través de su empresa madre, el Grupo PRISA, por la guerra del fútbol con la Sexta, con lo que podría quedar descartado su acuerdo y Telecinco del mismo modo ha estado querellado fuertemente contra uno de los programas de la Sexta. La opción más posible actualmente que se está barajando es una fusión entre Antena 3 y La Sexta; recordemos que la primera pertenece al grupo de comunicación Onda Cero en donde un gran músculo financiero podría ayudar a sentar las bases de un gran plataforma empresarial de contenido de televisión digital.

Se admiten apuestas ya que no hay nada claro, ¿como crees tú que va a ser el croquis televisivo?.

Vía | Actibva
Imagen | elimparcial

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos