Compartir
Publicidad

The Millionnaire Next Door (el millonario de al lado)

The Millionnaire Next Door (el millonario de al lado)
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

The Millionnaire Next Door es un libro de finanzas personales escrito por Thomas J Stanley y William D Danko. Este libro fue publicado en los años 90 en Estados Unidos tras varios años de estudio por parte de los autores sobre como eran los millonarios. El resultado fue bastante sorprendente, ya que la gente que era millonaria no eran aquellos que parecían ser millonarios.

Probablemente se trate del estudio más profundo y largo que se ha hecho sobre millonarios americanos, o incluso en el mundo. Porque las encuestas que les hacían cubrían la marca de coches, las bebidas que tomaban, donde vivían, etc. Entonces ¿cómo es el millonario de al lado?

El millonario de al lado

El perfil que obtuvieron es un hombre casado, cuya mujer no trabaja o si lo hace probablemente sea maestra (es muy habitual en estos millonarios es que sean educadores o ingenieros). Está en los 50 o 60 años y sus hijos son económicamente independientes. En la mayor parte de los casos tienen su propio negocio. Normalmente viven en una casa en barrio normal.

Al millonario de al lado no le han ayudado sus padres económicamente, sino que se ha hecho a sí mismo. Han elegido bien su trabajo de modo que tienen una ocupación rentable. Además son bastante eficientes transformando ingresos en patrimonio, dedicando menos tiempo a gastar y más a invertir que otras muchas personas.

Tiene una riqueza unas cuatro o cinco veces superior a la de su vecino, pero sus hábitos de consumo son similares. El millonario de a lado ahorra una buena parte de sus ingresos y la mayor parte de los que le rodean se sorprenderían de ver su verdadera situación económica.

De hecho esto de ser más rico que los vecinos aparentemente incrementa nuestra felicidad, según un estudio de universidades británicas. Además no tienen que mantenerse con los Joneses porque ellos son los Joneses, su poder adquisitivo es muy superior al de su barrio, aunque en la práctica no lo demuestren. Una característica sobre estos millonarios es que no buscan símbolos de estatus, sino su independencia y estabilidad financiera.

Ratios

The Millionnaire Next Door está cargado de tablas, estadísticas y similar, algo que llama bastante la atención (de hecho existe una sobre la relación peso/coste de los coches que utilizan). Pero lo interesante no es lo que hacen tantas estadísticas (que llega un momento en el que abruman), sino la regla para determinar si una persona lo está haciendo bien acumulando riqueza.

El libro da una cifra que hay que aplicarse, nuestro sueldo por nuestra edad y dividido entre diez. Si esta cifra es igual a nuestro patrimonio neto significa que somos “Acumuladores Medios de Riqueza”, si nuestro patrimonio neto es inferior a la cifra seríamos “Subacumuladores de Riqueza” y si nuestro patrimonio es dos veces esta cifra somos “Prodigiosos Acumuladores de Riqueza”.

Opinión

La primera crítica que uno le puede hacer al libro es el ratio mencionado. Este ratio tal vez sea adecuado para personas con 50-60 años que han estado toda la vida ahorrando, pero para alguien que empieza a trabajar resulta completamente un fiasco. Es casi imposible para una persona ser un prodigioso acumulador de riqueza cuando está empezando, no por capacidad de ahorro, sino porque no ha tenido tiempo. De hecho a los 50-60 años es cuando una persona que ha acumulado bastante puede ver los efectos del interés compuesto a pesar de que haya pasado por alguna que otra crisis.

También parecen fomentar a una especie de ahorro compulsivo sin ningún objetivo en concreto. Para los autores parece que lo que más les llama la atención es convertirse en el más rico del cementerio, algo que como ellos indican es contraproducente para los hijos, porque comentan que ayudarles económicamente es malo para su futuro financiero. Por otro lado en el blog de uno de los autores, parece que fomenta dejar la herencia para fines benéficos (becas en la universidad, bibliotecas, etc).

Otra crítica es que aunque según el estudio de los autores todos (o prácticamente todos) los millonarios seguían ese comportamiento austero e inversor, no queda claro si todos aquellos que lo han seguido han acabado siendo millonarios o si la mala suerte les puede haber afectado en sus inversiones y sacado de la lista de millonarios.

A pesar de ello creo que The Millionnaire Next Door es una buena lectura sobre finanzas personales. Se trata de un estudio basado en perfiles reales de personas que consiguieron un fuerte patrimonio por sus propios medios y no una ficción como algún otro libro de finanzas personales que ha tenido bastante más éxito que este.

El Blog Salmón | Olvidar lo básico
Más información | Entrevista a uno de los autores en Get Rich Slowly (en inglés)
Imagen | Jay Woodworth

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos