Alto desempleo propaga la desconfianza y el empeoramiento de la crisis

Sigue a

Indice sentimiento economico

La confianza de los consumidores de la zona euro y de las empresas cayó en agosto a su nivel más bajo en tres años, como consecuencia del alto desempleo y de la debilidad que sufre la economía en el bloque de la moneda única. Las fuerzas recesivas han comenzado a propagar la crisis hacia la economías centrales y el problema ha dejado de ser exclusivo de los países periféricos para envolver también a Francia y Alemania.

La Comisión Europea señaló que el índice mensual de sentimiento económico cayó a 86,1 puntos en agosto desde 87,9 puntos de julio. Esta es la quinta caída mensual consecutiva, como se aprecia en la gráfica, y es el nivel más bajo para este indicador combinado de negocios y sensibilidad de los hogares desde agosto de 2009.

Y no es para menos si los datos del desempleo dan cuenta de una profundizacion de la crisis al alcanzar el 11,3 por ciento el zona euro, la cifra más alta desde la existencia de la moneda única. Para España, el dato es aún mayor y llega al 25,1 por ciento de desempleo a julio, elevando en más de 38 mil los parados en agosto. Se hace evidente que toda la zonaeuro requerirá apoyo del BCE y no sólo los países más complicados. De ahí que la disputa que por estos días enfrenta al Bundesbank con el BCE no deja de ser relevante para la prolongación de la crisis. Mientras el Bundesbank descarta apoyos directos a los gobiernos y sostiene que el BCE solo debe prestar a la banca, Mario Draghi plantea que el BCE también puede actuar como prestamista de última instancia de los Estados.

La crisis económica de la eurozona se ha convertido en el mayor riesgo para el panorama económico mundial y el contagio a los países emergentes como China, India y Brasil, se está acelerando. El crecimiento para estos países que había sido estimado en 5,8 por ciento para este año, puede ser menor al 5 por ciento dada la debilidad de los mercados externos y el impacto que éste tiene en la demanda interna.

La desaceleración económica unido a la volatilidad y huída de los flujos financieros sólo puede anticipar una recesión aún más profunda en la zona euro. Más grave aún cuando el costo de los intereses por la colocación de deuda soberana se dispara a niveles insostenibles.

De ahí la importancia de la reunión que este jueves tendrá Mario Draghi para profundizar en los mecanismos que permitan intervenir en la compra de bonos en un esfuerzo que permita estabilizar los costos de endeudamiento de países como España e Italia que han vuelto a ingresar en la espiral ascendente con sustanciales aumentos de su prima de riesgo (522 puntos para España y 488 para Italia).

En El Blog Salmón | España, asediada por los peligros financieros se acerca a un rescate total
Más información | El País
Imagen | Bloomberg

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios