Compartir
Publicidad

¿Conseguirá la reforma financiera bajar el precio de la vivienda?

¿Conseguirá la reforma financiera bajar el precio de la vivienda?
Guardar
31 Comentarios
Publicidad

Con la reforma del sistema financiero a punto de ser aprobada, el titular de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, pretende “beneficiar” a los ciudadanos, al considerar que el saneamiento rebajará el precio de la vivienda gracias al ajuste de los precios de los activos inmobiliarios en los balances de las entidades.

En un país en el que el precio de la vivienda libre cayó un 6,8% en 2011, para situarse en 1.701,8 euros por metro cuadrado, y donde existe un millón de viviendas vacías, lo raro sería que los precios no bajaran. El problema, sin embargo, es que las nuevas normas son demasiado blandas: la cobertura de suelo y promociones inacabadas, que es bastante significativo, no se verá afectado hasta que se reduzca significativamente el stock de viviendas ya terminadas.

Cómo se venderá un millón de casas en un país con casi cinco millones de parados y en el que la precariedad laboral está a la orden del día es, para mí, toda una incógnita. Hablan de reactivar el crédito para sacarnos de la borrachera, lo que creo que equivale a dar vodka a un ex alcohólico. Aún así, para que el crédito fluyese habría que aumentar la liquidez del sistema financiero y dudo que eso se consiga con un asiento contable de provisiones. Otra cosa sería obligar a los bancos a reponer las pérdidas que ya se han producido con fondos propios, pero eso es políticamente inviable.

Pienso que las viviendas que saldrán a la venta a precio reducido serán las de aquellos bancos o cajas con situaciones muy delicadas, que ya es algo. Los grandes bancos no moverán ficha, sino que esperarán acontecimientos y oportunidades de compra de entidades con problemas a precios irrisorios y forzados por el nuevo paradigma. Y mañana, Dios dirá.

De lo que sí que estoy convencido es de que el renacer que necesita este país pasa necesariamente por una remodelación del sistema y de sus instituciones. Para conseguirlo necesitamos volver a hacer la travesía del desierto, que será dura y que implica tres etapas de abolición: 1. Sector ladrillero (completada); 2. Sector financiero (en proceso); y 3. Sector caciquil (a la espera).

Vía | Expansión
En El Blog Salmón | Reforma financiera obligará a la banca a liberar activos tóxicos vinculados al sector inmobiliario
Imagen | Flickr

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos