Compartir
Publicidad

Hay que vincular las políticas monetarias y fiscales

Hay que vincular las políticas monetarias y fiscales
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace un par de días, publiqué en estas páginas el artículo sobre los Economistas Notables que acababan de ganar el Premio Nobel de Economía para 2011, Thomas J. Sargent y Christopher A. Sims. Por su nueva posición como Nobeles, los profesores Sargent y Sims recibirán muchas más oportunidades para pronunciarse sobre todos los problemas económicos que está sufriendo la economía mundial.

Como menciono en ese artículo, Christopher Sims será muy citado en estos momentos, especialmente por su publicación titulada “The Precarious Fiscal Foundation of EMU“ (PDF – La precaria fundación fiscal del EMU – la unión monetaria europea) que habla de la necesaria vinculación de la política monetaria con la política fiscal y que el uno impactaba el otro. De esto estamos oyendo mucho en Europa.

Los que quieren una política fiscal común utilizarán este artículo y declaraciones del profesor Sims, que no es posible separar estas dos partes de la política económica. Como ya que se ha centralizado la política monetaria europea en el Banco Central Europeo (BCE) dicen que se debería unificar la política fiscal europea a través de un control más centrado en Bruselas.

Aunque nadie ya hable de ello, este vinculo europeo entre la política fiscal y la política monetaria ya existe, el problema no es que no existe y que no hay elementos establecidos para que este vinculo se mantenga, el problema es que los que tienen que hacerlo efectivo no lo han hecho porque no les convenía, esos políticos otra vez.

Los que diseñaron la Unión Europea y el Euro no ignoraron el vínculo entre las políticas monetarias y fiscales. Cuando centralizaron la política monetaria europea en el BCE, era más fácil para los políticos ceder el poder de los gobernadores de sus bancos centrales que ceder sus controles sobre los gastos e ingresos estatales. Al mismo tiempo que hicieron todo esto, establecieron el Pacto de Estabilidad y Crecimiento que limitaba los gastos estatales a un máximo de déficit estatal al 3% del Producto Interior Bruto (PIB) y unificaron algunos impuestos, como son algunos de los niveles de IVA, pero no querían meterse mucho en detalles de cómo los países deberían llevar sus cuentas públicas, ya que los políticos querían mantener su control directo y prometieron cumplir con los tratados firmados.

Ahora con las dificultades, muchos están pidiendo más centralización fiscal y utilizarán el trabajo, especialmente del profesor Sims como argumento. Este debate ya ha empezado, incluso en estas páginas.

Está claro que hay que mantener un vínculo entre las políticas monetarias y fiscales de la Unión Europea. No obstante, no estoy convencido que dejar nuestros futuros fiscales en las manos de políticos europeos o de funcionarios en Bruselas es la mejor forma de ser más eficientes, Políticas fiscales que están aún más lejos de los controles democráticos que ya son de por si débiles, no da confianza que podremos controlar lo que deciden en nuestro nombre y en nombre de nuestros bolsillos.

En El Blog Salmón | Premio Nobel de Economía 2011, ganaron Thomas J. Sargent y Christopher A. Sims y Premios Nobel muestran el camino para salir de la crisis del euro
Imagen | Images of Money

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos