Síguenos

Indice Athex de la Banca griega

A tres años del destape de los problemas griegos que convirtieron a la península en el epicentro de la crisis a ojos de las autoridades europeas, hay que reconocer que nada ha sido resuelto y que en cambio se ha creado un enorme cráter en el sur de Europa que amenaza con hundir a todo el continente en un profundo estancamiento. La crisis griega puede verse como el choque de un gran tren en movimiento que arrasa bajo su paso con todo lo que encuentra. Y los “planes de rescate” solo imprimieron más velocidad a los motores, por lo que no es extraño el efecto dominó que la crisis griega está propagando hacia sus vecinos.

La gráfica de Bloomberg muestra el índice Athex de la banca helena que describe parte de este cataclismo: de los 7.500 puntos que ostentaba la banca a fines de 2007 hoy llega a 190 puntos y sigue en caída libre. Ha perdido el 97% de su valor, y continúa. En Grecia, al igual que en España, las inyecciones de dinero público solo han sido para ocultar el gran fraude del sistema financiero, que lucró en los períodos de vacas gordas y lo sigue haciendo en los de vacas flacas. Cuando se trata de salvar a la banca, todos son socialistas, pero cuando se trata de repartir las utilidades, ahí se protege la propiedad privada.

Si hace cinco años se hubiese intervenido a la banca y se hubiesen suspendido las cotizaciones en bolsa de todo el sistema financiero, como se ha hecho hoy con Bankia, la crisis ya estaría superada. Pero fue la mala idea de inyectar e inyectar dinero público a instituciones que ya deberían haber desaparecido, la que está lastrando la crisis a niveles asfixiantes.

La idea de inyectar dinero público fue promovida por Geithner, Paulson y Bernanke en Estados Unidos, y fue “copy & paste” en Europa. Y todo porque Milton Friedman dijo que era el camino para contener las crisis financieras. Friedman siempre aseguró que la Gran Depresión de 1929 fue producto de una caída en la oferta de dinero por parte de la Reserva Federal, y alentó a su discípulo Ben Bernanke “a hacer lo correcto” inyectando todo el dinero que sea necesario, tema que vimos en los primeros momentos de esta crisis en La economía mundial en la encrucijada, y que recomiendo a los nuevos lectores de este blog.

Todo lo que ha ocurrido desde entonces no hace más que demostrar el gran error de Friedman. Las inyecciones de dinero no han facilitado la recuperación económica dado que solo se han arreglado aquellos vinculados al sistema financiero. Esto lo demuestra la fuerte huida de capitales, en operaciones que se iniciaron tempranamente en Grecia y que luego fueron copiadas en en España e Italia. Más de un billón de euros ha desaparecido de los países de la periferia a vista de todo el mundo, y las autoridades europeas no hacen nada por evitarlo. Y cuando quieran hacerlo, como se ha hecho hoy con Bankia, y como lo han hecho con todo en esta crisis, será demasiado tarde.

No se saca nada con inyectar dinero a la banca si este no fluye hacia el mundo productivo. Y esta falta de fluidez o sequía financiera es la que desencadena toda una serie de procesos que potencian la contracción económica. De esta forma se retroalimenta la caída en el consumo que propicia el alto desempleo, hecho que no solo arrastra a la caída de la inversión sino también al aumento de los impagos masivos y la morosidad crediticia. En la gráfica siguiente muestro el aumento de los impagos para España desde enero de 2005 hasta marzo de este año y que llega al 8,4% y sigue en aumento:

Morosidad de la banca española enero 2005 - marzo 2012

Estas son las consecuencias del mal liderazgo que ha sido para Europa el de Angela Merkel y que esto no puede continuar. Se ha centrado en el problema de la deuda pública cuando el gran problema es la deuda privada y así dan cuenta los fiascos como Bankia, Dexia, JP Morgan, etc, etc. La banca zombie ha sido el gran problema de esta crisis, y los gobiernos insisten en mantenerlos conectados al respiradero artificial. Hoy sin Bankia en bolsa el Ibex se saca un gran lastre de encima.

En El Blog Salmón | La economía mundial en la encrucijada
Imagen | Bloomberg

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios