Compartir
Publicidad

¿Cuál es el pecado de los depositantes de los bancos chipriotas?

¿Cuál es el pecado de los depositantes de los bancos chipriotas?
Guardar
44 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Chipre está asociada a Afrodita en la mitología griega. Sólo por eso ya tienen un lugar en esta Europa nuestra de base grecorromana. Ahora, las olas que rompen en sus costas nos descubren un nuevo hito por el que será recordada en el futuro, el lugar donde los dioses del Olimpo de Bruselas decidieron que los depositantes debían pagar por el rescate de sus bancos.

Uno siempre ha sido partidario de que no conviene mantener en el mundo de los vivos a aquellos que dejaron de serlo. Vamos, que defiendo la quiebra de los bancos, sin paños calientes, como los de cualquier otra empresa. Caiga quien caiga (y si me apuráis, sin fondos de garantía de depósito imperativos por ley). Lo curioso es que era una postura minoritaria, especialmente si se iban a ver afectados los depositantes.

Esta postura era y es claramente minoritaria. Incluso los outsiders del sistema como Rallo preferían optar por rescates internos que supusieran el sacrificio de preferentistas y bonistas. Curiosamente, una solución de se estilo es la que se va a acabar imponiendo en entidades como Liberbank. Pero es demasiado tarde, para Liberbank y para los demás.

¿Qué ha animado a los eurócratas a cruzar la linea roja en el caso griego? Se habla de tamaño, de experimento, de geopolítica, etc. En cualquier caso, tengo claro que cuentan con una excelente cobertura. Que se j...por se un paraíso fiscal dentro de la UE, por ser un agujero negro financiero que captaba depósitos rusos, israelíes, griegos y de cualquiera que pasase por allí (que se j...por hacer la competencia a Londres, añadiría yo).

Ese es el pecado original por el que dicen que van a pagar los depositantes en los bancos chipriotas. Una excusa pobre por múltiples motivos, pero práctica y muy vendible por parte de aquellos que la han adoptado, ya que se coloca perfectamente en sus mercados electorales y sirve como excelente arma para aquellos que opten por bancos de terceros países para escapar de la fiebre confirmatoria. ¿Y por qué pobre?

  • El rescate o incautación se presenta como un impuesto, pero eso si se entregan a cambio unas acciones de esas entidades. Alguno, ofendido, dirá que eso no es un impuesto, para mi se corresponde con la verdadera naturaleza de los tributos. Yo, Estado, te quito el dinero que quiero, cuando quiero y como quiero.
  • El rescate no va acabar con los supuestos paraísos fiscales, de hecho va a acelerar la fuga hacia aquellos que estén fuera de la zona euro.
  • El rescate pone de manifiesto lo que valen los Fondos de Garantía de Depósitos. Nada. El FGD chipriota no vale para nada. Y el español tampoco.

Como ya dije hace tiempo, muy posiblemente si se hubiese dejado caer a las entidades afectadas se hubiesen podido salvar el resto. Ahora es tarde. Y en ese afán por rescatar a todas las entidades, a todos los hipotecados, a ser lo más social de lo social, en ese transtorno mental, nuestro futuro se deshace como la espuma que alumbró a Afrodita.

Más información | Xavier Sala-i-Martín, Attac Madrid En El Blog Salmón | Cuando las quiebras bancarias nos alcancen, Aplicación de la Ley de Gresham a los sectores subvencionados, Corralito en Chipre como consecuencia del rescate, peligro en la Eurozona, Un atraco a mano armada sin precedentes en el seno de la Eurozona Imagen | Leonid Mamchenkov

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos