El "éxito" del despilfarro del Plan E: 201.000 contratos 3 meses y creación de 8.000 empleos netos

Sigue a El Blog Salmón

empleo-creado-por-el-plan-e.jpg


A finales de septiembre, el Tribunal de Cuentas presentó su examen de las cifras del Plan E. Para ponernos en contexto, este plan E invirtió 8.000 millones de euros con unos objetivos de crear 271.000 puestos de trabajo a largo plazo según las previsiones del ejecutivo de Zapatero. Según el Manuel Chaves, ministro de Administraciones Públicas encargado del Plan E, dicho plan fue un exito en materia de empleo y que consiguió crear 420.217 puestos de trabajo,casi un 51% más de lo previsto.

Ahora, según el Tribunal de cuentas, el Plan E realizó realmente 201.000 contratos de trabajo con una duración que no llegó a los 3 meses según la tabla que acompaña al post. Adiós efecto expansivo prometido que sirvió de argumento hasta la saciedad por los defensores del gasto público sea donde sea y a costa de lo que sea. Pero la cadena de errores en la gestión del Plan E, no queda ahí. Véanse por ejemplo, los siguientes puntos que enumera el Tribunal de Cuentas.


  • El 67% de los empleados contratados para ejecutar los proyectos del Plan E, ya formaban parte de la empresa antes de dicho proyecto y continuaban en la empresa en el segundo semestre del 2011. Esto implica a generación de empleo nulo.
  • Sólo el 4% de los contratados para el proyecto del Plan E, continuaron en la empresa en el segundo semestre del 2011. Es decir, se han generado 8.000 empleos directos netos para una inversión pública de 8.000 millones de euros.
  • El 42% de los ayuntamientos no especificaron unos criterios escritos para la selección de los proyectos, careciendo de los mecanismos adecuados de control interno
  • Las entidades locales financiaron con el Plan E proyectos planteados anteriormente que no se habían realizado por falta de presupuesto. El factor precio no fue determinante para la adjudicación (55% de proyectos sin baja en el presupuesto), la contratación de desempleados no fue objetivo de baremación y tampoco se realizó un control de plazos de ejecución.
  • En el 70% de los proyectos ejecutados no se acreditó la necesidad de la inversión pública. Esto degenera a posteriori en el uso de dichas instalaciones o en los costes de mantenimiento asociados que no se calibraron tampoco en la mayoría de los proyectos.
  • El 21% de las empresas adjudicatarias contrataron a menos personas de las enumeradas en el proyecto y un 12% no contrató a ningún desempleado (contaron con la plantilla o no necesitaron siquiera realizar contratación). Recordemos que este factor de contratación era requisito imprescindible.
  • Un 30% de los proyectos no tenían el precio del contrato como objeto de baremación, requisito imprescindible en la contratación pública.

Queda meridianamente claro que el Plan E ha sido un despilfarro de dinero generalizado, tanto para la creación de empleo neto, como para el control propio del paro, dado que sólo se generaron 60.000 contratos de trabajo sobre desempleados sin relación laboral previa con la empresa y que la creación de empleo neto ha sido prácticamente despreciable para el coste incurrido en este proyecto de inversión pública. ¿Aprenderemos de los errores? No lo creo.

Más Información | Informe de fiscalización del Tribunal de Cuentas sobre el Plan E (PDF)
En El Blog Salmón | Nuevo Plan E; comienzan las dudas, El segundo PlanE y la “economía sostenible” de los carteles publicitarios

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

20 comentarios