Gobierno de Grecia

Berlín prepara un plan de ayuda para Grecia con o sin el apoyo de la Unión Europea, haciendo notar el retraso, la falta de celeridad y resolución del Banco Central Europeo. Así se desprende de una publicación en el Deutschland Financial Times que asegura que Berlín está trabajando en un potente plan de ayuda para asistir, a nivel europeo, o a nivel bilateral, a la alicaída economía griega que atraviesa una crisis sin precedentes.

De este modo Alemania asume que no toda Europa está en condiciones de prestar ayuda a uno de sus países miembros dada la fuerte crisis financiera que se refleja en las enormes dificultades de pago que vive el mundo. Por eso que mencionar la palabra liquidez es casi un chiste de mal gusto. La liquidez inyectada a los bancos les permitió resolver sus problemas de apalancamiento, pero nunca se licuó hacia el sistema productivo. En Estados Unidos, donde se inyectaron 787.000 millones de dólares, muchos Estados se enfrentan a la imposibilidad de pagar sus sueldos y las facturas de consumo, configurando un deprimente futuro.

La Unión Europea ha rechazado el plan de ayuda del Fondo Monetario Internacional para Grecia, al considerarlo “humillante”, de acuerdo a las palabras de Joaquin Almunia. Y Europa no puede abandonar a Grecia, pues induciría al efecto dominó que puede arrastrar al despeñadero a Portugal, Irlanda, Italia, España y el propio Reino Unido, que alguna vez fue un imperio económico. Los niveles de endeudamiento de los países europeos son alarmantes. Pero gran parte de esa deuda, como es en el caso de Grecia, se arrastra por décadas. La gráfica que sigue muestra el porcentaje de países en default o cese de pagos desde 1800.

¡Vótalo!

Editores 5,5

Comunidad 4,6

Actividad de la comunidad