Compartir
Publicidad
Publicidad

La economía global atrapada entre la espada y la pared

La economía global atrapada entre la espada y la pared
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad


La economía global está atrapada entre la espada y la pared. O entre la deuda pública y los especuladores, que siguen forrándose con jugosas ganancias al apostar contra las monedas consideradas más débiles. Y la debilidad no es otra que el alto nivel de endeudamiento público, que ha creado un círculo vicioso fatal. En esta página de Economic Help es posible ver el nivel de la deuda pública para 130 países actualizado a diciembre de 2009.

De acuerdo a esta lista, y como lo hemos planteado en otros post, Japón es el país que acumula el mayor nivel de deuda pública (192,1%), seguido de cerca por Singapur (117,6%), Italia (115,2%) y Grecia (108,1%). Estados Unidos es el caso más serio con una deuda pública que supera el 90% del PIB. Esta es la situación que realmente preocupa; sin embargo es la deuda de Grecia lo que ha desatado el gran temor de que su caída provoque un efecto dominó hacia otros países europeos como Portugal (75,2%), Irlanda (63,7%) y España (59,5%), denominados PIGS. A estos, algunos añaden Turquía (48,5%), el Reino Unido (68,5%) y Dubai (56,7%), para llamarlos STUPID, por sus iniciales en inglés.

En la mayoria de estos países la deuda pública es una cuarta o quinta parte de la deuda total, tal como en el caso español (cuya deuda total llega a 3,6 veces el PIB). Y sus orígenes también acusan una fuerte aceleración en las últimas décadas. Esto demuestra que nunca la economía global fue tan mal encauzada como en estos últimos veinte años, y todo por seguir el ejemplo estadounidense del consumismo y el endeudamiento excesivo, apostando que el libre mercado se encargaría de regularlo todo. Esas fueron las décadas del verdadero derroche; un derroche del cual debe ahora hacerse cargo todo el mundo.

La economía mundial se encuentra atrapada entre dos frentes: por un lado los especuladores, que no tendrán piedad a la hora de hacer quebrar países o reventar monedas, más aún con las ganas que le tienen al euro, tal como en 1992 otro especulador llamado George Soros, derribó a la libra esterlina; y los problemas propios que generará para los países más endeudados el servicio de la deuda y los intereses, que obligará a subir impuestos retrasando aún más el proceso de recuperación.

Si no se encuentran soluciones con prontitud al problema de la deuda el deprimente crecimiento generará un circulo vicioso en el cual la tarea de pagar la deuda resultará imposible. Las soluciones propuestas para Grecia, como los recortes en salud, educación y otros programas de bienestar social (¿justicia?, ¿seguridad ciudadana?), dan cuenta del oscuro panorama que espera a aquellos que más requieren la asistencia pública, tal como se describe en el blog del Banco Mundial.

En El Blog Salmón | La bomba de tiempo de la deuda pública global, La deuda de España llega a 3,6 veces el PIB Más información | La especulación con divisas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos