Pásalo, difunde el bulo

Sigue a

165154449_36248f9b26.jpg


Hace cuatro años por circunstancias bastantes desafortunadas se hicieron famosos los SMS que acababan con la palabra mágica: pásalo. No voy a comentar el contenido de dichos mensajes, creo que todos hemos recibido alguno.

El problema que tienen este tipo de mensajes es que son muy manipulables. Creo que se trata de la forma más rápida y eficiente de difundir un rumor. Si yo quisiera estropear la reputación de algo o alguien creo que lo mejor que puedo hacer es escribir sms en el móvil y mandar una de esas dichosas cadenas de e-mails que acaban diciendo que si no lo reenvían tendrán siete años de mala suerte. Es sorprendente como la gente le da total credibilidad a un mensaje de este tipo. Recientemente he tenido una discusión con alguien muy cercano porque había recibido cierto e-mail de una persona a la que respetaba avisando de que la policía estaba advirtiendo sobre cierta amenaza. Obviamente en la página Web oficial de la policía no aparecía absolutamente nada, ver para creer. ¿No podemos contrastar mínimamente las fuentes?

Dado que este es un blog económico vamos a centrar el tema donde corresponde. Un rumor de estos puede hacer perder mucho dinero a una empresa, puede hacer que su cotización baje. No es que esto sea excesivamente malo, puede que las acciones de esa empresa no valgan lo que de verdad valen, pero en este caso la bajada fue completamente injustificada. Y hay quien ha perdido dinero con ello. No sólo grandes empresarios, también trabajadores que tienen sus ahorros para la pensión en bolsa. Todo ello por un rumor enviado de móvil a móvil y sin contrastar.

En este caso ha sido Sacyr-Vallehermoso. Sus acciones ayer cayeron un 3,2% por un simple rumor. Un supuesto acuerdo con el gobierno para retrasar su anuncio de bancarrota antes de las próximas elecciones, lo mismo se dice de Colonial y de muchas otras. La bolsa va a caer, pásalo.

Por favor, contrastemos un poco las fuentes. A ver si tenemos un poco de sentido común, que cuesta menos que un asesor y vivimos en la sociedad de la información. Nuestro dinero y el de los demás no está en juego.

Vía | Cinco Días

Imagen | dbdbrobot

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios