Compartir
Publicidad

El salario mínimo en España, ¿se debe aumentar?

El salario mínimo en España, ¿se debe aumentar?
Guardar
43 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Joaquin Nieto, el director de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), ha sacado de nuevo a la palestra las medidas más rápidas para sacar de la pobreza a los que ya tienen trabajo es mejorar el salario mínimo y asegura que la economía española tiene margen para hacerlo.

Aumentar el salario mínimo es una de las herramientas que se puede utilizar por el gobierno en funciones para intentar luchar contra la desigualdad en la distribución de la renta. Aunque parece lógico que el aumento de los salarios más bajos la desigualdad se disminuiría.

Nos podemos preguntar: ¿Cuáles son las previsiones de la OIT para el mercado español? ¿Qué beneficios y desventajas puede tener un aumento del salario mínimo? ¿Hay margen para subir el salario mínimo en España? ¿Cuáles son las recomendaciones de OIT para el mercado español?

¿Cuáles son las previsiones de la OIT para el mercado Español?

Mercado Espanol Oit

La Organización Internacional del Trabajo ve margen para un aumento de salarios mínimos en España durante los siguientes tres años un 10 por ciento, que es de 655,20 euros mensuales para este año.

Se ha estimado que el paro disminuirá hasta el 19,5 por ciento durante el 2016 y al 19,3 por ciento el 2017, según el estudio de la OIT 'Perspectivas Sociales y del empleo en el Mundo: Tendencias 2016'.

Según el estudio se espera una pequeña reducción de la tasa del paro durante el 2016, aunque aún quedan muchos desafíos para hacer frente. Se espera que esta tendencia de disminución continúe durante este el año y el año siguiente, alcanzando un 21,5 por ciento este año y el año siguiente un 21,3 por ciento.

¿Qué beneficios y desventajas puede tener un aumento del salario mínimo?

Salario Minimo

El primer beneficio es que los trabajadores que cobran un salario mínimo verán mejorado su nivel adquisitivo. También puede ser positivo en materia de productividad. Incluso puede tener un efecto favorable sobre la eficiencia del trabajador, al disminuir la tasa de rotación de los trabajadores y aumentar su implicación con la empresa.

El mayor problema es encontrar el punto de equilibrio que permita mejorar el nivel de vida de los trabajadores que lo cobran sin fomentar el paro en aquellas clases menos favorecidas, que son, las que trata de favorecer un aumento del salario mínimo.

La patronal siempre asegura que el peligro de esta subida es que se puede producir un efecto contagio en la negociación colectiva de los salarios en los convenios laborales si los sindicatos presionan con subidas que las empresas no están dispuestas a conceder.

Además también asegura la patronal que otro riesgo es el aumento para la inflación que tendría un aumento pronunciada del salario mínimo. Pero al lado contrario se encuentran los sindicatos que aseguran que tomando como referencia de deflactor del PIB.

¿Hay margen para subir el salario mínimo en España?

Existe un cierto nivel de salario mínimo que no tiene efectos negativos en el mercado laboral. El salario mínimo óptimo debería encontrarse entre el 40 por ciento y el 60 por ciento del salario medio, por encima de este nivel se destruye empleo, sobre todo de baja cualificación.

En España el salario mínimo está alrededor del 41 por ciento del salario medio, por lo que el crecimiento per cápita de la productividad, es decir, el aumento del salario mínimo en España sería aceptable.

Por otra parte, según el Instituto Nacional de Estadística (INE); sólo el 1,7 por ciento de los trabajadores a tiempo completo reciben un salario que es igual o inferior al salario mínimo. Según datos del Eurostat, España es el país de Europa en el que un menor porcentaje de los empleados cobran menos del 105 por ciento del salario mínimo.

La productividad real por hora en España es de alrededor 47 dólares, según la OCDE, con niveles superiores a otros países de Europa como Portugal o Grecia, que tienen un salario mínimo similar que nuestro país. Pero su productividad se queda por debajo de países como Reino Unido, Canadá o Italia.

Subir el salario mínimo en España de una forma reducida no tendría efectos negativos sobre el mercado laboral. Aunque la elevada tasa de paro tiene poco que ver con la barrera que supone el salario mínimo. Quizás los esfuerzos se deberían centrar en analizar la protección de algunos trabajadores, la dualidad del mercado, el desequilibrio entre la demanda de habilidades y la oferta del mercado... como muestra la gráfica 'Porcentaje de trabajadores sin educación secundaria ni formación profesional:

Porcentaje Sin Estudios

Como se puede observar en la gráfica solo Malta con un 41 por ciento de sus empleados y Portugal con un 46,3 por ciento de sus empleados siendo muy por encima de la media de la eurozona con un 19,3 por ciento.

Seattle un mal ejemplo de la subida del salario mínimo

Seattle

En Seattle tuvo una destrucción de empleo y aumento del parto. Los datos del 'American Enterprise Institute'(AEI) mostró que la ciudad perdió más de 11.000 puestos de trabajado, el paro se incrementó más de 5.000 personas y la tasa de desempleo se redujo un punto porcentual.

El comportamiento del mercado laboral de la ciudad desde la dura recesión de Estados Unidos en el año 2009, tras la quiebra de Lehman Brother, en que la economía de Estados Unidos crece y crea trabajo.

El empleo cayó hasta el pasado un 2,7 por ciento. Entre septiembre y noviembre del año pasado, Seattle sufrió la mayor destrucción de empleo en cualquier trimestre desde que existen registros en los años 90.

Se demuestra que la retribución de los empleados no dependen de la decisión política, es decir, no se puede imponer por legislación, sino que depende de la productividad que tiene el país.

Aunque sorprende, los países sin salario mínimo de Europa con menos paro

Margen Subir Salario Minimo

Donde no existe salario mínimo ni costes por despido tienen del paro más bajo y los sueldos más altos de toda Europa. Las economías con un mercado laboral más flexible sin un salario mínimo ni costes directos de despido, registran los índices de desempleo más bajos y sueldos más altos en Europa.

Lo modelos más regulados y protectores, con una elevada rigidez laboral, salario mínimo y, sobre todo, altos costes de despido, lejos de favorece a los empleados, sufren tasa de paro más levados, llegando incluso a liderar el paro dentro de Europa, y frecuentemente, sueldos más bajos a las economías más avanzadas de Europa.

Es decir, la libertad en materia laboral beneficia a los empleados, mientras que un alto grado de intervencionismo del gobierno se suele traducir en condiciones más desfavorables.

¿Pero cuáles son las recomendaciones de la OIT?

Oit

Las recomendaciones de la OIT para impulsar la creación de empleo de calidad, como facilitar el crecimiento de las pequeñas y medias empresas, realizar reformas tributarias y el sistema bancario no hace lo suficiente.

Las políticas activas de empleo, según la OIT, no han cobrado el protagonismo necesario, porque los servicios públicos de empleo no pueden con el volumen de desempleo, ya que se han reducido los orientadores cuando debería haber 1 por cada 80 parados.

La garantía juvenil, según la OIT, ha fracasado con fondos disponibles que no se han utilizado porque las oficinas de empleo no están capacitadas para gestionarlos. También comentar que requieren de un apoyo especifico con orientación a los parados de larga duración.

Acaban los consejos de la OIT con poner políticas de género, una progresiva fiscalidad para que las empresas paguen impuestos en función de sus ganancias y finalizar con un mercado oligopolio en el mercado de la energía, ya que un alto precio de la energía no favorece a las clases con menores rentas.

En El Blog Salmón | Así es el desastre laboral de España en 7 gráficas

Imagen | Flickr | Flickr | Flickr | Flickr | Flickr | Flickr

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
El futuro del trabajo

Ver más artículos