Compartir
Publicidad

¿La etnia como ventaja competitiva?

¿La etnia como ventaja competitiva?
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se generalizó en poco tiempo por toda España. Bastaba con acercarse a una obra, con dar una vuelta, para encontrarse con carteles que años atrás nos hubiesen llenado de sorpresa. Me refiero a pancartas, a anuncios muy poco elaborados que, resumidos en dos palabras podrían denominarse como: Vigilante gitano. No son necesarias muchas más palabras. Se ve que el mensaje llega a quien tiene que llegar, Y si uno se pone a buscar en Flickr sorprende la cantidad y extensión de dicho negocio.

Uno, que es un alma candida e inocente, se sorprende de lo que en marketing se llma UPS, o propuesta única de venta. Ni los tecnicismos de Prosegur y sus mentes prodigiosas, ni los aullidos de perros y la exhibición de músculos. Con hacer alusión a la etnia bastaba. Y claro, el negocio se ha extendido más allá de la seguridad. En La Rioja ha habido una mente prodigiosa que ha detectado un interesante nicho de negocio, y más en estos tiempos.

Carlos Ruiz, un letrado ¿payo? y otros dos socios han montado El Cobrador gitano. Que tiemble el del frac, el torero o el monje benedictino. El que se lo va a comer todo es el cobrador gitano. Atención a como nos explica Carlos su ingenioso método de cobro:

«Nuestros empleados se ponen en contacto con el deudor, se presentan educadamente, les dicen quiénes son, les explican el importe de la deuda y preguntan si está dispuesto a pagar. Si dice que sí se le indica un número de cuenta, y si dice que no se repite la operación otro día». Los cobradores gitanos, dice Ruiz, «son gente muy cualificada, con un manejo de la oratoria que para mí quisiera». Nunca hay amenazas ni actitudes violentas, asegura el abogado.

Parece sencillo, incluso cabe preguntarse los motivos por los que no funcionaria igual si fuese el propio Carlos el que fuese a reclamarlo. Misterios de la oratoria gitana. Debe ser eso que llaman duende.

A estas alturas uno se pregunta si este uso del argumento étnico a la hora de posicionarse en unos nichos muy concretos de negocio no le sugiere nada a asociaciones gitanas o representantes políticos calés. Así, Pilar Heredia, política madrileña, ha sostenido, ante las acusaciones de una mafia en el negocio de la seguridad que los delitos los cometen las empresas al pagar a los gitanos en dinero negro y sin darles de alta en la Seguridad Social. Mal rayo te parta, empresario malaje.

Hay que ver que cosas pasan y que tristeza de representantes tiene el pueblo gitano. Por cierto, ¿de esto sabrá algo la Ministra de Igualdad?

Vía|La Rioja
Más información|El Correo
Imagen|Daquella manera

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos