Compartir
Publicidad
Publicidad

Nos gusta usar una moneda

Nos gusta usar una moneda
Guardar
6 Comentarios
Publicidad

El ser humano lleva buscando una unidad de cambio desde hace milenios. A medida que los intercambios se van volviendo complejos y hay mas productos en el mercado se va volviendo cada vez mas necesario una moneda. como moneda se han utilizado conchas, cuentas de colores, metales preciosos, cigarrillos. Hoy nos han comentado una nueva moneda que se esta empezando a utilizar, las conservas de pescado.

Hace tiempo que en las cárceles americanas se prohibió fumar. Hasta entonces la moneda de las cárceles eran los cigarrillos. Si lo pensamos los cigarrillos tienen sentido como moneda. Son pequeños, más o menos duraderos y tienen un valor intrínseco que los hacía aceptados por todos, fumadores y no fumadores. Pero de repente se prohíbe fumar y los cigarrillos dejan de tener valor. Ya nadie los quiere, dejan de ser útiles y nadie tiene interés en los mismos. Nos hace falta una nueva moneda.

En algunas cárceles se utilizaron los sellos. Analizándolo, los sellos son bastante efectivos como moneda, tienen un valor intrínseco y una relación fácil con el dinero del mundo real. Además son pequeños, por lo que no se necesitan grandes cantidades de espacio. No obstante lo que ha triunfado son las conservas de verdel, un pescado popular en la india, pero desconocido fuera.

Además este tipo de moneda sufre problemas similares a la vida real. Si se tiene mucho se busca alguien que lo almacene en su taquilla, hay “crédit crunchs” derivados de que a veces no está disponible. Cuando un prisionero se va suele intentar deshacerse de sus conservas, porque fuera de la cárcel no tienen valor ninguno. Esto provoca que en ocasiones haya inflación.

Además de los bienes habituales en una prisión, aparecen servicios que se pueden comprar en la cárcel. Se puede pagar por un corte de pelo o incluso por consultoría sobre como integrarse en la sociedad una vez se haya salido.

Pregunta a los lectores ¿Conocen algún otro tipo de moneda que sea utilizado en algún lugar y no sea extendida por el gobierno? Se me ocurren las cartas de Pokemon en los colegios, pero no suelen ser utilizadas para comprar otra cosa que no sean cartas Pokemon, por lo que no es una moneda.

Un saludo para David, que nos ha enviado el enlace.

Más información | Pons Asinorum, Wall Street Journal (en inglés) Imagen | Esdras Calderan

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos