Publicidad

¿Cuánto cuesta ganar la Liga? El negocio del balón
Economía del Deporte

¿Cuánto cuesta ganar la Liga? El negocio del balón

Publicidad

Publicidad

La Liga. Esa competición que mueve a las masas futboleras cada fin de semana y que genera temas de conversación para toda la semana siguiente hasta que llega una nueva jornada, la cual vendrá de nuevo repleta de polémica para llenar páginas y minutos en los medios deportivos.

Pero más allá de un deporte, el fútbol hace mucho tiempo que es un negocio, y los clubes son gestionados como verdaderas empresas que, además de ganar, deben generar ingresos y aportar beneficios a sus accionistas. Por ello, para ganar títulos los equipos se arman hasta los dientes de buenas herramientas, que en su caso son jugadores, los cuales suponen el principal desembolso de dinero.

En este contexto, la pregunta que se harán muchos dirigentes de clubes de fútbol es cuánto les puede costar hacerse con el preciado título liguero, una pregunta para la que Ticketbis, la plataforma de compra y venta de entradas, dice tener una respuesta. Según un estudio que ha publicado recientemente, ganar una liga en Europa cuesta una media de 100 millones de euros.

Esta mareante cifra es la que puede dar la victoria en el campeonato local. Y parece que es bastante certera, pues en España, los dos principales candidatos al título cada año –Madrid y Barcelona- en 2014 gastaron 143 y 166 millones, respectivamente, y precisamente fue el de los 166 el que se llevó el gato al agua.

No obstante, avisan de que este dispendio no garantiza el éxito, pues ponen de ejemplo al Manchester United inglés, que el pasado año gastó la friolera de 195 millones de euros y, además de irse de vacío, tuvo que pasar una fase previa para clasificarse para la Champions League.

Otro ejemplo de que el dinero no da títulos –ni la felicidad- también lo encontramos en Inglaterra. La Premier League fue la competición doméstica europea de primer nivel que más gastó en fichajes en 2014 -1.210 millones de euros-, mientras que los equipos españoles desembolsaron unos 550 millones, los italianos, 430, y los alemanes, 360. Pues si recuerdan, fueron los españoles, alemanes e italianos los que llegaron a semifinales de la Champions y el campeón fue el Barcelona.

¿Cuánto cuesta un gol?

Siguiendo con esta métrica pecuniaria asociada al fútbol, los goles también tienen un precio. El cálculo que ha realizado Ticketbis combina la media de goles marcados en un estadio con el precio de las entradas en dicho lugar. De este modo, este estudio establece que los goles más caros son los del estadio del Eibar, Ipurúa, donde un gol costaría más de 130 euros, un 50% más que en el Camp Nou -85,5 euros- y más del triple que en el estadio más barato, que es el del Rayo Vallecano -44 euros-.

La Premier League, donde el precio de las entradas es disparatado –pero a pesar de ello los estadios se llenan- es la liga europea con los tantos más caros, con más de 70 euros, mientras que la Serie A italiana tiene los más baratos –el juego italiano es muy defensivo, de ahí que se marquen menos goles-, 40,5 euros.

Otro aspecto importante que la plataforma de entradas pone de relieve es que asociado al futbol se ha desarrollado un fenómeno con el que los clubes se frotan las manos: el turismo futbolístico. Cada vez son más los turistas que acuden a una ciudad solo para ver un partido o para visitar el estadio del equipo de sus amores. De hecho, el Museo del Real Madrid es el más visitado de la capital Ahí queda eso.

Así, la liga española es la que más turística de Europa, ya que atrae a visitantes de 19 nacionalidades cada fin de semana, según Ticketbis, sobre todo ciudadanos europeos, asiáticos y americanos. Además, está en pleno auge, porque la venta de entradas internacionales para ver partidos españoles se ha multiplicado por seis en tres años.

El gran negocio del balón

Todos estos datos no hacen más que ratificar una realidad ya constatada en todo el mundo: el fútbol ya no es un deporte. El arte del balón dejó de ser solo eso hace ya años, pero en los últimos se ha perfeccionado la maquinaria por la que cada equipo debe de ser una mina de hacer billetes. Y si de camino puede conseguir algún título, mejor.

El mejor ejemplo es el Real Madrid, cuyos números deportivos han sido bastante decepcionantes en la última década, pero que presume de ser el club más valioso del mundo, según la revista Forbes, con un valor de casi 3.000 millones de euros, por delante de los poderosos equipos de fútbol americano.

Y ya no solo los equipos, los propios jugadores son más rentables para las marcas que para sus propios equipos. Futbolistas como Cristiano Ronaldo, Leo Messi, Neymar, James Rodríguez o Gareth Bale ganan más por sus contratos publicitarios que por jugar al fútbol. El mejor pagado de todos es el argentino, con un total de 65 millones de euros embolsados en 2014. De ahí que le de tanta importancia a intentar salvar la mayor parte posible de las garras de Hacienda…

¿Estamos ante la deshumanización del deporte? Es posible que sí, teniendo en cuenta que la sociedad actual ha decido capitalizar cualquier cosa, pues lo que acaba importando son las cifras y el rendimiento. Pero no debemos olvidar que el fútbol sigue generando algo incalculable, la ilusión.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir