Así he calculado si comprar un coche eléctrico me es rentable en pocos años con todos los costes incluidos

Así he calculado si comprar un coche eléctrico me es rentable en pocos años con todos los costes incluidos
38 comentarios

Las administraciones están empujando a los usuarios a comprar un coche eléctrico: desde las trabas que ponen a los coches con combustión interna hasta las ayudas para comprar un eléctrico. Pero lo cierto es que el factor determinante por los que muchos usuarios de vehiculo privado no dan el salto al eléctrico sigue siendo el coste.

Los coches eléctricos son más caros que los de combustión y esto echa para atrás a muchos usuarios. Es cierto que no es lo único importante, pues la autonomía y dónde recargar también es un escollo. Pero en el caso del coste hay que hacer todos los números y no solo el coste inicial del vehículo: haciendo unos cálculos se puede ver que comprar un coche eléctrico puede ser rentable.

El coste inicial

Los coches eléctricos son más caros, es innegable. Incluso con subvención es normal que un coche eléctrico cueste entre 5.000 y 10.000 euros más que uno de combustión equivalente y ese es un factor determinante que echa atrás a la gente que está planteándose un cambio de vehículo.

Además, si se dispone de garaje (y esto es importante ya que si hay que cargar en puntos públicos el coste se dispara y no suele tener sentido salvo apaños curiosos) hay que realizar la instalación de un punto de recarga que puede llegar a costar hasta 2.000 euros (dependiendo de si es garaje privado o comunitario aunque hay subvenciones disponibles).

A pesar de las ayudas el claro perdedor en este caso es el coche eléctrico: es más caro y requiere una modificación del garaje. Pero a partir de aquí todo son ventajas en los costes.

Los costes recurrentes

El coche eléctrico, en general, tiene menos gastos que uno de combustión. Empecemos por lo menos obvio para llegar al tema energético que es donde está la principal ventaja.

Por un lado tenemos el seguro del vehículo. Aquí no tiene por qué haber grandes diferencias, aunque el vehículo eléctrico es algo más caro y el seguro podría serlo. Pero vamos a asumir que no va a haber una diferencia de coste signficativa.

El mantenimiento del vehículo es otro tema. El motor de combustión es más complejo, requiere cambios de aceite y reparaciones periódicas que son más costosas que en el coche eléctrico. Aquí se puede estimar que las revisiones son un 25% más económicas.

Otro tema interesante es que la mayoría de ayuntamientos no cobran por aparcar en el calle los vehículos eléctricos y los de combustión sí. Si somos muy de ir al centro de la ciudad es un ahorro a tener en cuenta.

El impuesto de circulación también está bonificado en muchos ayuntamientos, con lo que el ahorro del famoso "numerito" podría ser del 75%. Esto, por supuesto, hay que comprobarlo en el ayuntamiento al que se pertenece.

Por último, si solemos ir de vacaciones en coche la autonomía puede ser un problema. O bien se planifica la ruta con puntos de recarga o bien se alquila un coche de combustión en lugar de llevar el eléctrico. Y este gasto adicional hay que tenerlo en cuenta.

El coste de la energía

Ya sabemos, más o menos, lo que cuesta el combustible en el caso de un coche de combustión. Si el diesel está a 1,40 euros / l y nuestro vehículo consume 6 l a los 100 Km, el km nos cuesta a 8 céntimos de euro. Parece poco pero es uno de los principales gastos de un vehículo.

En el caso del coche eléctrico hay que hablar de kWh. Lo primero que hay que tener en cuenta es el precio. En el horario valle (noche y fines de semana) estamos viendo precios que rondan los 12 céntimos por kWh, impuestos incluidos. Esto podría variar en el futuro pero lo cierto es que estamos en una época de precios altos que parecen que van a mantenerse así durante bastante tiempo, en el pasado podría haber sido más económico.

¿Y cuánto consume un coche eléctrico? Pues alrededor de 13 kWh los 100 km, aunque habría que mirar el modelo concreto. Esto es aproximadamente 2 céntimos de euro el km. Esta es la principal ventaja frente al coche de combustión.

Rentabilidad del coche eléctrico

Con todos estos datos se puede calcular el coste total de un vehículo, ya sea de combustión o eléctrico. El dato fundamental para terminar de hacer los cálculos es el número de km circulados al año. Cuantos más kilómetros mejor saldrá el caso de tener un coche eléctrico.

Para poder jugar con los datos hemos preparado un excel que podéis descargar. En la primera pestaña están los datos a rellenar y en la segunda los resultados. Vamos a poner un ejemplo ilustrativo.

Coche Datos

Para un caso bastante normal, con un coste superior de compra en 6.000 euros, instalación de punto de recarga, un cierto gasto en parking en la calle, necesidad de alquilar un vehículo alternativo en vacaciones y 20.000 km anuales.

En este caso la ventaja del vehículo eléctrico se empieza a notar en el año 6. Y si el vehículo nos durara 10 años estamos hablando de 6.000 euros de ahorro.

Coche Resultados
A partir del año 6 el vehículo eléctrico es más ventajoso

Es cierto que hay casos peores, con un uso bajo en kilómetros el gap existente entre precios de compra tarda mucho en cerrarse y seguramente no llegue hasta que la vida útil de vehículo sea superada. Pero para muchos un vehículo eléctrico ya es rentable. Lo mejor para saber cada caso concreto es jugar con el excel que os proporcionamos.

Temas
Inicio