Compartir
Publicidad

Así es la renta mínima que propone la AiREF

Así es la renta mínima que propone la AiREF
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

AiREF, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, hace ya unos días ha propuesto establecer un sistema de renta mínima en el conjunto del país que sea compatible con los salarios más bajos para no desincentivar que los trabajadores dejen de trabajar.

La propuesta intenta mejorar la iniciativa de hace 2 años que presentaron los sindicatos de Comisiones Obreras (CC.OO.) y UGT que planteaban una 'Iniciativa Legislativa Popular' (ILP), y así permitir disminuir la pobreza extrema.

Nos podemos preguntar: ¿Es posible una renta mínima para las familias con pobreza severa como dice AiREF?

España es el segundo país con más pobreza severa

El informe de AiREF estable disminuir la pobreza severa hasta un 60 por ciento, frente a la planteada hace 2 años de un 27 por ciento de la ILP, donde se beneficia a 1,8 millones de familias, y con un gasto para los españoles de 5.500 millones de euros.

Además AiREF propone suprimir las duplicidades con otras ayudas parecidas que se están aplicando a nivel autonómico o local, el gasto podía disminuir hasta los 3.500 millones euros, pero las duplicidades no se podrían eliminar en su totalidad, sino entre un 70 al 80 por ciento.

España es el segundo país de la Unión Europea, sólo por detrás de Rumanía, con la tasa más alta de pobreza severa. Esta tasa se sitúa en España del 6,9 por ciento frente al 3,5 por cierto de media de la Unión Europea.

Según la propuesta de AiREF se podría reducir la tasa de pobreza severa hasta el 2,7 por ciento. Se entiende por pobreza severa la que afecta a las personas que tienen una renta un 30 por ciento por debajo de la media de ingresos disponibles del país, lo que en este caso equivale a 355 euros por persona o 746 por familia de 2 adultos y 2 niños.

AiREF propone complementar la ayuda con el trabajo para no desincentivar el empleo

AiREF propone que uno de los principales requisitos sería tener en cuenta la renta por familia, y no tener en cuenta por persona, y establecer tramos por renta, para evitar que se perciba o toda la prestación o ninguna.

Por otra parte, establecen la eliminación de la condición de ser parado de larga duración o estar inscrito en el SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal), de tal manera que la ayuda fuese compatible con el empleo hasta cierto nivel de sueldo.

Este modelo ya se ha demostrado que funciona en el País Vasco y que permite disminuir los posibles desincentivos de dejar de trabajar y así evitar alterar el nivel de paro, ya que los beneficiarios no tendrían que inscribirse como parados para poder tener la ayuda.

Además, AiREF piensa que será necesario complementar este tipo de ayuda con otro tipo de políticas sociales y de empleo en función del perfil de perceptor, y que se debería condicionar las ayudas a la inscripción en Hacienda, tanto para agilizar los trámites como para disminuir el riesgo de fraude.

España tiene ayudas diferentes por cada una de sus comunidades autónomas

AiREF piensa que el sistema de ingresos mínimos en España está demasiado fragmentado entre las diferentes prestaciones y entre las comunidades autónomas, tanto en el número de beneficiarios como en el importe percibido, lo que genera un problema de equidad entre los españoles.

Por ejemplo, una familia en situación de pobreza severa en Cataluña o País Vasco recibe el doble de ayudar, entre 800 y 1.000 euros al mes por familia con 2 hijos, que una familia en Valencia, con 400 euros al mes.

Las ayudas por ingresos mínimos en España son también reducidas respecto a otros países de Europa, ya que de media es de 694 euros al mes, para 1 familia con 2 hijos, superando los importes medios de Portugal, Grecia e Italia, pero por debajo de Francia, Reino, Alemania o Bélgica.

AiREF propone 2 propuestas de ayudas

Existen diferentes opciones posibles, la AiREF propone 2 posibles modelos de ayudas:

  • El primer tipo de ayudas es la única prestación con 2 tramos de renta e importe por hijo a cargo. Las familias con una renta por debajo del 20 por ciento de la media de la renta disponible percibirán una prestación equivalente al 80 por ciento del IPREM, alrededor de 5.163 euros al año o 430 euros al mes, y un complemento por hijo de 1200 euros al año o 100 euros al mes, hasta llegar a un máximo de 3 hijos. Si los ingresos de la familia están entre el 20 al 60 por ciento de la media, solo van a recibir la ayuda por hijo.

  • El segundo tipo de ayuda es una sola prestación decreciente para poder corregir las desviaciones entre tramos de la renta. Las familias con ingresos inferiores al 30 por ciento de la media recibirán una ayuda decreciente del 80 por ciento del IPREM hasta el 10 por ciento, y un complemento por hijo a cargo de 1.680 euros al año o 140 euros al mes. Las familias con ingresos entre el 30 al 60 por ciento de la media recibirán la ayuda por hijo de 1200 euros anuales o 100 euros al mes.

En El Blog Salmón | La renta mínima es posible, o al menos eso cree Urkullu

Imagen | Flickr

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio