Compartir
Publicidad

¿Debemos decirles a nuestros amigos cuanto cobramos?

¿Debemos decirles a nuestros amigos cuanto cobramos?
39 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Saben nuestros amigos cuanto ganamos? ¿Saben cuánto tenemos ahorrado? ¿Saben en qué invertimos y los retornos que obtenemos de dichas inversiones? Puede que sí o puede que no. Si nos va mal, tal vez no se lo estemos contando.

Por ejemplo hace tiempo hablando sobre personas que a pesar de tener buenos sueldos gestionaban mal sus finanzas, comenté que como decía Neal Gabler era más probable que nos enteráramos que un amigo usaba viagra a que tuviera problemas económicos. Hablar de nuestro sueldo e ingresos muchas veces es un tabú. Posiblemente más que otros temas como puedan ser la religión o el sexo, muy pocos son transparentes al respecto y nos suele interesar su información cual voyeeurs de la economía doméstica.

Por ejemplo según una encuesta del Washington Post y de Linkedin, el 70% de los hombres y el 74% de las mujeres se sentían incómodos al hablar de sueldos con alguien que no fuera el supervisor de Recursos Humanos. De hecho se considera que este es uno de los motivos detrás de la brecha salarial entre hombres y mujeres.

No es raro por ejemplo hablar con los amigos sobre lo que pagamos de alquiler, lo que nos ha costado el coche o una cena, pero ¿decir cuánto ganamos? Eso es mucho más raro. ¿Por qué no nos gusta hablar de sueldos con los amigos? Muchos tienen sus motivos, pero es cierto que existen motivos por los que sería una buena idea hablar de nuestro sueldo con nuestros amigos, algo que no se suele tener en cuenta.

Motivos para hablar de nuestro sueldo con los amigos

2208098305_8a5b66c6f5_o.jpg

Tener más información, por ejemplo un enfermero puede saber de este modo si ganaría más o menos dedicándose una especialidad u otra o si trabaja en la pública o en la privada si comparte esta información con su grupo de amigos de la facultad. Esto aplicaría bastante a los distintos grupos sociales. Incluso también para hacer cambios de trabajo. Por ejemplo hay quién se dio cuenta de que a pesar de haber estudiado empresariales, ganaba más vendiendo coches que de cajero en una caja.

Además tener este tipo de información nos puede ayudar mucho más a negociar nuestro sueldo a la hora de encontrar un trabajo. Si sabemos que lo habitual es ganar más, no aceptaremos o buscaremos un trabajo mejor si podemos hacerlo en otra empresa o incluso sector.

De hecho este es un motivo por el que las empresas no suelen preferir que las personas hablen de sueldos, si en una empresa se gana 100 y es una información conocida, la competencia podría llevarse a los trabajadores fácilmente pagando 130. También porque puede despertar envidias entre trabajadores que hayan conseguido mejor sueldo (incluso porque sea merecido). Por ejemplo hace tiempo una empleada de Google preparó una hoja de cálculo en la que se reflejaron los sueldos, y muchos trabajadores se apuntaron a la idea, pero parece que a la empresa no le hizo demasiada gracia la idea.

Motivos para no hablar de sueldo con nuestros amigos

10304616723_291b1bf76f_o.jpg

Por otro lado, es cierto que existen otros muchos motivos para no hablar de sueldos con los amigos. Por ejemplo se me ocurren los siguientes:

  • Si uno de los amigos gana más, se puede sentir mal, ya sea por resentimientos hacia sí mismo, su empleo os u trabajo. Incluso podría a empujarlo a intentar negociar un salario que estuviera fuera de mercado para sus capacidades.
  • También puede ser porque no queramos que otras personas con sueldo inferior o en una situación económica mala se quisieran aprovechar de nosotros, o nos pidieran favores que no pudiéramos asumir. Hay quién puede pensar que esto se puede dar sólo en países con una situación económica complicada como España, pero lo cierto es que incluso sucede en países con una situación más desahogada como EEUU.
  • Por otro lado puede suceder lo contrario, que nos sintamos avergonzados si nuestro sueldo e ingresos son muy inferiores a los de nuestros amigos. Si vamos a hablar de sueldos con ellos, hay que estar preparados para ser los que ganaremos menos de la habitación.
  • También está que no queramos ser juzgados, por ejemplo porque gastemos poco con un buen sueldo o porque gastemos mucho en un aspecto de nuestra vida (coche, viajes, ropa…) con uno más regular.

Así que pregunta a los lectores en este día de reyes, ¿hablan de sueldo con sus amigos? ¿Y con los compañeros de trabajo? ¿Creen que es una buena idea o que es mejor callarse este tipo de información? ¿Han tenido alguna buena o mala experiencia por haber hablado de su sueldo con los amigos?

En El Blog Salmón | ¿Por qué parece que a todos los demás les va mejor? y Vida sana y finanzas sólidas, ¿en qué se parecen?

Imagen | Driving in Heels
Imagen | Artur Luiz dos Santos

Imagen | sprottmoney

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio